Cómo arreglar cambios que resbalan en una bici de montaña

Una de las cosas más importantes de mantener en una bici de montaña, o en cualquier bici, es el cigüeñal. Esto incluye la palanca de cambios, la cadena, el mecanismo de velocidades frontal y trasero, la cinta y el juego de manija. Todas estas piezas funcionan juntas para formar el motor de tu bici. Varias de ellas pueden ser responsables de velocidades que resbalan, haciendo importante la práctica de un mantenimiento regular. Esto incrementará la seguridad y el disfrute de tu viaje y disminuirá las posibilidades de que te atasques.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Soporte de bici
  • Herramienta de cadena
  • Destornillador pequeño

Instrucciones

    .

  1. Pon tu bici en un soporte. Esto te permitirá acceder claramente a todas las piezas y rodar los pedales para ver cómo funciona el tren de dirección.

  2. Mira la cadena para ver si hay exceso de desgaste o enlaces doblados. Usando una herramienta de cadena, desliza cada uno de sus extremos a través de los enlaces de tu cadena y comprueba esta de nuevo contra sus indicadores de desgaste. Si la cadena está gastada, reemplázala. Si un enlace está doblado, reemplázalo o toda la cadena.

  3. Comprueba los dientes. Estos están bajo presión de la cadena, especialmente cuando subes pendientes. Si cualquiera de los bordes ya no está redondeado en los extremos, y en su lugar parece un diente de tiburón, es el momento de reemplazar la cinta, porque probablemente está causando que tu cadena resbale.

  4. Examina tu mecanismo de velocidades trasero. Si la cadena y los dientes están bien, es posible que este fantasma de cambios esté causado por un colgador de mecanismo doblado o desalineado. Esto es común, especialmente cuando un nuevo cable se estira, a menudo causando que el mecanismo de velocidades engrane de manera incorrecta.

  5. Inspecciona el colgador del mecanismo de velocidades por detrás. Las poleas deberían alinearse. Si parecen desalineadas, el colgador es probablemente el culpable de tu pobre engranaje. Esta es una pieza barata y fácil de reemplazar, pero cámbialo tan pronto como puedas para disminuir las posibilidades de que se rompa o que caiga en tus dientes.

  6. Ajusta los tornillos de limitación en el mecanismo de velocidades con un destornillador. Si el colgador luce recto, ajustar los tornillos es la siguiente herramienta de diagnóstico lógica. Hay un tornillo de límite alto y bajo en el mecanismo, así como uno de ajuste de tensión. Están marcados por una "L", una "B" y una "H". Estos tornillos fijan los parámetros en los que se puede mover el mecanismo de velocidades.

  7. Ajusta el tornillo B hasta que la polea roce contra el diente más grande. Cuando esté ajustado para simplemente liberar la cadena, aprieta el tornillo.

  8. Gira al tornillo de límite H. Primero, libera cualquier presión en el cable soltando el ajuste. Examina cómo pasa la cadena al diente más pequeño. Si roza con la siguiente velocidad, afloja hasta que quede centrado. Si parece moverse hacia el eje, aprieta el tornillo. Vuelve a ajustar la tensión del cable y mira si esto resuelve el problema.

  9. Baja a tu menor velocidad y comprueba el tornillo de límite L si sigues experimentando problemas. Si la cadena tira hacia el eje a medida que pasa por el diente, aprieta el tornillo en el sentido de las agujas del reloj hasta que quede alineado por debajo. Si sucede lo opuesto y la cadena tira hacia abajo, afloja el tornillo. Antes de conducir, pasa por todas las velocidades para asegurar que el mecanismo no cambie en el eje.

Más galerías de fotos



Escrito por abby roberts | Traducido por natalia navarro