Cómo arreglar una amistad

"Las amistades son maravillosas y afirman la vida. Si tenemos suerte, cada uno de ellas nos brinda nueva sabiduría para que mejoren y mejoren" dice la psicóloga Irene S. Levine, autora de "Mejores amigos por siempre: sobrevivir a un rompimiento con tu mejor amigo". Si te has portado mal con tu amigo, toma la experiencia como lección aceptando tu responsabilidad. Para arreglar las cosas con tu amigo después de haberte portado mal, tendrás que demostrarle cuánto significa para ti.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Contacta a tu amigo por teléfono o visitando su casa. Piensa en cómo empezar la conversación antes de contactarlo y ten idea de lo que le quieres decir. Dile de inmediato que te importa su amistad, recomienda la Dra. Paulette Dale, autora del libro "¿Dijiste algo Susan? Cómo cualquier mujer puede ganar confianza con comunicación asertiva". Trata de decir algo como "Estuvo mal cómo me porté contigo. Nuestra amistad significa mucho para mi".

  2. Responsabilízate por tu comportamiento, aconseja Levine. Si te portaste mal con tu amigo, no busques pretextos. Discúlpate humildemente por haberte portado así y ofrécele una tregua.

  3. Demuéstrale a tu amigo de "forma breve, pero concreta" que quieres arreglar las cosas, dice Levine. Envíale una tarjeta o invítalo a cenar; hazle un CD con canciones sobre amistad, pero no gastes mucho dinero en regalos. Recuerda que el gesto es lo que importa.

  4. Demuestra sensibilidad hacia los sentimientos de tu amigo y entiende que el perdón no se logra instantáneamente. Dile que entiendes que esté enojado y que entiendes que llevará tiempo que te perdone; hazle saber que estarás ahí para cuando quiera hablar y que estás dispuesto a solucionar el problema.

  5. Refuerza los aspectos positivos de tu amistad. Habla de las cualidades que lo hacen buen amigo. Dile todas las razones por las que te alegras de tenerlo en tu vida.

  6. Invítala a un día para retomar su amistad, cuando esté listo. Elige una actividad que le guste o un lugar en donde se hayan divertido y hayan hecho recuerdos memorables juntos. Dile "Me gustaría poder arreglar esto contigo. ¿Recuerdas cuánto nos divertimos esa vez en la playa? ¿Qué te parece si vamos de nuevo, cuando estés listo, para dejar todo lo malo atrás?".

Consejos y advertencias

  • "Trata de pensar objetivamente y asegúrate de que realmente quieres recuperar su amistad", aconseja Levine. "Su última pelea puede ser una señal de que su relación está condenada".
  • No culpes a tu amigo por tus acciones, a menos de que quieras que tu disculpa se vuelva una pelea.
  • No lo acoses. Si decide que ya no quiere ser tu amigo, debes aceptarlo y superarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica taylor | Traducido por diana i. almeida