Árnica para tratar acné

El acné es el trastorno dérmico más común en Estados Unidos, según indica el Centro de Recursos sobre el Acné. En general aparece entre la adolescencia de los 20 años de edad, aunque también puede desarrollarse en mujeres de entre 40 y 50 años de edad. Debido a las propiedades antiinflamatorias de la salvia de árnica, esta plan puede ser un tratamiento adecuado para eliminar el acné.

Información sobre el acné

Según la organización Acne Organization, dos de los tipos más comunes de acné son: el que no genera inflamación, que incluye granos y puntos negros, y el acné inflamatorio que consiste en pústulas y pápulas. El sitio web Skin Care Physicians explica que el acné se desarrolla cuando la piel produce demasiado aceite, el cual bloquea los poros, y como resultado las bacterias prosperan y se genera inflamación y la acumulación de pus.

Usos de árnica

Árnica es una planta perenne con flores de color amarillo intenso. Según informa el Centro Médico de la Universidad de Maryland, se utiliza con fines médicos desde hace 500 años. Se usa de manera tópica para tratar una variedad de afecciones, como esquinces, moretones, dolores musculares, picaduras de insectos, acné y para sanar heridas. También se utiliza en preparaciones homeopáticas, que se diluyen tanto que no queda ninguna cantidad perceptible de la planta en la preparación.

Árnica y acné

Según informa el sitio web NDRI, la planta de árnica se utiliza para tratar acné debido a sus propiedades antisépticas, ya que permite controlar la acumulación de bacterias. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda el uso de ungüentos y salvias, que contienen entre un 20 y un 25 por ciento, o un máximo de un 15 por ciento de aceite de árnica, que debe provenir de una parte de flores secas y cinco parte de aceite vegetal.

Posibles riesgos por el uso de árnica

Según ndri.com, el uso de árnica puede causar inflamación en la piel. No se debe consumir árnica por vía oral ya que puede generar irritación estomacal, maros, calambres, temblores, un incremento peligroso de la presión sanguínea y arritmias. Esta planta está contraindicada para pacientes que consumen el anticoagulante warfarina (marca comercial Coumadin). Antes de usar árnica para tratar acné, debes consultarlo con tu médico de cabecera.

Advertencia

El sitio web Ndri.com cita un estudio publicado en 2001, en Facial Plastic Surgery por los doctores Pribitkin y Boger que demuestra que, aunque la planta de árnica aporta un efecto antiinflamatorio, no se debe aplicar sobre la piel quebrada. Esto indica que la planta no sirve como tratamiento para todas las formas de acné. Aún se necesita mayor información.

Más galerías de fotos



Escrito por corinna underwood | Traducido por vanesa sedeño