Cómo armar un proyecto para hacer juegos educativos para adolescentes

Transforma una lección de historia aburrida o algunos términos científicos poco importantes en un juego de mesa que ayude a mantener a tu hijo adolescente comprometido y ocupado en absorber más información que si tuviese que estudiar con esfuerzo para lograr buenas notas. Dado que el objetivo de este juego para adolescente es aprender, no debe haber perdedores. Cada jugador tendrá la oportunidad de obtener un conocimiento más académico. Utiliza un poco de imaginación para crear este juego para que en el momento que lo hayas terminado, parezca que este nuevo juego podría incluso estar preparado para ser vendido en las jugueterías.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Madera fina, cartón, fieltro o un tablero blanco para el juego
  • Papel de lija
  • Lápices de colores, crayones de colores, o pintura para tela
  • Papel grueso o cartulina
  • Dados

Instrucciones

  1. Arma un tablero de juego con tu hijo adolescente sobre un papel en blanco, haciendo que tenga al menos 70 a 80 casillas para moverse alrededor del tablero de juego. Prueba algunos diseños diferentes hasta que estés satisfecho con el resultado. Puedes hacer un sendero sinuoso de burbujas, con diamantes o alguna otra forma de moda alrededor de todo el tablero, utilizar cuadrados ordinarios o incluso hacer un recorrido en espiral comenzando en una esquina del tablero y terminando en el centro. Deja una zona vacía de unas 4x3 pulgadas (10x7,5 cm) para poder colocar luego las tarjetas del juego y un espacio para escribir el nombre del juego.

  2. Corta y lija una pieza delgada de madera contrachapada o puedes ayudar a tu hijo para que aprenda un poco sobre el reciclaje creativo utilizando cartón grueso en vez de la madera contrachapada. También puedes tomar un tablero completamente en blanco para que el juego sea lo más auténtico posible, o también puedes hacer un juego que tu hijo pueda enrollar para llevarlo a otro lado utilizando fieltro o cualquier otro tipo de tela.

  3. Dibuja el tablero de juego con un lápiz en la superficie elegida. Cuando hayas terminado, utiliza diferentes tipos de colores para llenar los espacios de la madera contrachapada. También puedes utilizar lápices de colores o pintura sobre un tablero que esté hecho de cartón o utilizar pintura para tela si el tablero de juego está hecho de tela. Deja secar la pintura y luego rellena el primer y último casillero del juego con las palabras "Comienzo" y "Final". Elige un nombre para el juego y escríbelo en el espacio que dejaste vacío para colocar el título.

  4. Trabaja con tu hijo para elegir las preguntas de las tarjetas del juego y escríbelas en un papel junto a las respuestas. El trabajo de crear preguntas y encontrar las respuestas ayudará a tu hijo a reforzar el material de aprendizaje. Elige por lo menos entre 50 y 70 preguntas, utilizando una combinación de respuestas del tipo de opciones múltiples, de verdadero o falso y de afirmativo o negativo. Si tu hijo está teniendo dificultades en algún tema en particular de alguna materia, debes concentrar la mayor cantidad de preguntas en ese tema.

  5. Diseña tarjetas con un tamaño de 4x3 pulgadas (10x7,5 cm). Puedes hacer cada una a mano, escribiendo la pregunta en la parte superior de uno de los lados de la tarjeta, la respuesta en la parte inferior y una imagen que represente al juego o directamente el título del juego en el lado contrario de la tarjeta. También puedes diseñar las tarjetas en la computadora para incorporarle imágenes predeterminadas y otros gráficos y luego imprimirlas en un papel grueso o en cartulina. Coloca las tarjetas boca abajo en el lugar correspondiente sobre el tablero de juego.

  6. Puedes crear algunas tarjetas adicionales para el mazo que hagan que el juego sea un poco más ridículo. Puedes hacer que el juego le enseñe a los jugadores a realizar el Moonwalk, cantar una canción para niños tan fuerte como sea posible, saltar durante un minuto sin parar o cualquier otra cosa que los adolescentes se atrevan a hacer.

  7. Consigue un par de dados, al menos uno, para poder jugar el juego. Cada jugador debe responder correctamente a una pregunta de la carta en el mazo para poder tirar los dados y moverse en el tablero. El primer jugador que llegue al casillero que dice "Final", ganará el juego.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por alejo beltzer