Aristotelia versus asaí

Dos de las super bayas del mercado reclaman tener suplementos beneficiosos, llenos de nutrientes, antioxidantes, grasas omega y fibras. Ambas, la asaí y la aristotelia, son destacadas por ser desintoxicantes y limpiadoras, anti-edad, soportes de la inmunización, beneficiosas como antiinflamatorios y tratantes de los problemas comunes como los dolores de garganta y la fiebre, hasta enfermedades más graves como las cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. Ambas son indudablemente nutritivas, aunque hay algunas diferencias a considerar cuando elijas entre ellas.

Identificación


Tanto el asaí como la aristotelia provienen de Sudamérica.

Tanto la asaí como la aristotelia vienen de Sudamérica. Los nativos de los bosques tropicales del Amazonas conocen desde hace siglos a la baya asaí, pequeña y de un profundo color azul, que es una fruta salvaje que crece en las altas palmeras asaí. Con las pulpas de los frutos se hace un puré, que cuando se lo congela, retiene las propiedades antioxidantes y las vitaminas aunque se las mande a todas partes del mundo. La aristotelia que tiene un profundo color violeta, crece en árboles de hoja perenne y ha sido usada por los indios mapuches de Chile y Argentina por sus beneficios medicinales y anti-envejecimiento. El extracto de aristotelia se usa como agente colorante de los vinos chilenos.

Nutrición


Ambas bayas tienen antioxidantes.

Las bayas de asaí contienen antioxidantes y nutrientes fundamentales incluyendo las vitaminas A, C y E; son ricas también en ácidos grasos. Las aristotelias también tienen antioxidantes y ácidos grasos omega, junto con vitaminas A y C y minerales como calcio, hierro y potasio.

Los ácidos grasos antioxidantes


Las bayas asaí tienen ácidos grasos omega-3, 6 y 9.

Los ácidos grasos del omega-3 y el omega-6 son grasas poli-insaturadas que el cuerpo no puede elaborar y son importantes para la buena salud. Los ácidos grasos omega tienen propiedades antiinflamatorias y anti-coagulantes. También ayudan a bajar los niveles del colesterol y los triglicéridos, a bajar la presión y a reducir los posibles riesgos de la diabetes, de las enfermedades del corazón, de la artritis, el asma, la colitis, algunos cánceres y la declinación mental, de acuerdo a MedlinePlus, una página de Internet de National Institutes of Health. El ácido graso omega-9, o ácido oléico, es una grasa mono-insaturada que produce el cuerpo si los ácidos grasos esenciales, omega-3 y omega-6, están presentes. El asaí contiene omega-3, 6 y 9. Las aristotelias tienen omega-9 y omega-6, pero no tienen omega-3.

Los antioxidantes de las bayas asaí


Las bayas de asaí contienen 10 veces más vitaminas antioxidantes que las uvas y dos veces más que los arándanos.

Tanto las bayas asaí como las aristotelias contienen un extraordinario complejo antioxidante, llamado antocianina, que se piensa que tiene muchos beneficios para la salud y como anti-envejecimiento por su habilidad de neutralizar los radicales libres en el cuerpo, combatir los daños de los tejidos y reforzar al sistema inmune. La asaí tiene 10 veces más vitaminas antioxidantes que la uva y dos veces más que el arándano. Su capacidad antioxidante fue probada en 2006 en un artículo publicado en el Journal of Agriculture and Food Chemistry, que examinó la pulpa de las asaí congeladas y secas y el polvo de la piel. Se encontró que los antioxidantes eran excepcionales contra el radical peroxilo y podía entrar a las células humanas con su forma funcional intacta hasta en pequeñas dosis. Las conclusiones sugieren que contienen un potencial como antiinflamatorio y como mejorador de la función inmune.

Los antioxidantes de las aristotelias


Las bayas de aristotelia tienen el contenido más alto de valor antioxidante que cualquiera de las super frutas conocidas.

Estas bayas contienen el valor conocido de antioxidante más alto de las super frutas. Medical News Today reportó que el valor ORAC (sigla en inglés de "capacidad de absorción de radicales de oxígeno") de las aristotelias es de entre 4 a 30 veces más alto que el de las bayas promedio. El ORAC, desarrollado por los investigadores de la Universidad Tuff, mide las capacidades de antioxidantes de las comidas para proteger los desbalances potenciales de la salud. La pulpa de esta baya tiene un valor de 27.600 por porción de 100 g comparado con los 16.700 por 100 g del asaí.

Más galerías de fotos



Escrito por gord kerr | Traducido por adriana de marco