Argumentos contra dejar a los bebés dormir en el asiento del auto

Si tienes un bebé que al parecer odia dormir, puedes sentir que debes intentar cualquier cosa para conseguir que duerma tranquilamente durante unas horas. Algunos padres recurren a conducir en el coche hasta que su bebé se queda dormido y luego andar de puntillas en la casa cuando el bebé todavía está en el asiento del coche. Sin embargo, los asientos de seguridad para niños no deben ser utilizados como cama para dormir durante la noche, o incluso durante las siestas, por varias razones.

Asfixia posicional

Los recién nacidos tienen un mayor riesgo de no recibir suficiente oxígeno --una condición llamada asfixia-- cuando está sentado en dispositivos tales como asientos o columpios, advierte la American Academy of Pediatrics. Un bebé de esta edad a menudo no tiene un buen control de la cabeza, y si la cabeza cae hacia adelante, con la barbilla en el pecho, se puede cortar el flujo de aire a los pulmones, lo que resulta en la muerte. En un estudio del Children's Hospital-St. Paul publicado en la edición de septiembre de 2001 de la revista "Pediatrics", un número significativo de los bebés prematuros y a término tuvieron una disminución en la saturación de oxígeno después de estar sentados en un asiento de seguridad durante períodos tan cortos como 20 minutos. Un asiento de seguridad colocado sobre una superficie blanda, como una manta o alfombra, también puede caer hacia adelante, empujando la cara del bebé en el material y causar asfixia.

SIDS

El síndrome de muerte súbita del lactante (cuya sigla inglesa es SIDS) y la asfixia a menudo parecen similares, pero las causas son diferentes. En el caso del SIDS, el personal médico no encuentra explicación para la muerte. Una serie de factores podrían desempeñar un papel en el SIDS, incluida la posición del bebé para dormir. Dormir en un asiento de seguridad puede ser sólo una cuestión que ayuda a incrementar el número de muertes de niños que duermen sobre superficies que no son un colchón firme, pero es un factor de riesgo que es fácil de prevenir y, por lo tanto, no debes permitir que tu bebé duerma en el asiento del coche.

Plagiocefalia

La plagiocefalia posicional se refiere a un área plana en la cabeza del bebé causada ​por colocarse en la misma posición durante largos períodos. Si pasas mucho tiempo en torno a los bebés, te habrás dado cuenta que algunos tienen cabezas deformes por colocarse sobre su espalda en la cuna, columpios, asientos de automóviles y cochecitos. Si mantienes a tu bebé en el asiento de seguridad en la casa, gira el asiento en distintas direcciones sobre una base regular, para que el bebé vuelva la cabeza en diferentes direcciones para ver lo que está pasando en la habitación. Mantener constantemente la cabeza girada en una forma puede causar no sólo la plagiocefalia, que a veces requiere tratamiento médico con un casco para formar de nuevo la cabeza, sino también tortícolis infantil. La tortícolis es el término médico utilizado para describir una condición en que la cabeza de una persona está inclinada o ladeada.

Reflujo gastroesofágico

Algunos médicos recomiendan que los bebés con reflujo durante el sueño se coloquen en una posición más vertical y, por lo tanto, algunos padres sienten que su hijo duerme mejor en el asiento del coche, ya que regurgita menos. Sin embargo, la realidad es la opuesta, de acuerdo con lo que señala el sitio web MayoClinic.com. Sentado en una posición encorvada o poniendo más presión sobre el abdomen, en realidad se aumenta el riesgo de reflujo.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por verónica sánchez fang