¿Los arcos del pie vencidos se pueden fortalecer con ejercicio?

Si no se tratan, los arcos vencidos, o pies planos, no sólo causan dolor, sino que pueden llevar a otros problemas serios de pies y articulaciones, como el dolor de espinillas. Con la elección adecuada de calzado y ejercicios puedes comenzar a fortalecer y restaurar los arcos de tus pues. Si te preocupan tus pies planos, consulta a un podólogo experimentado.

Causas

La causa directa de los pies planos está relacionada con un desequilibrio muscular en los músculos intrínsecos del pie y del tobillo. Cuando el tendón que soporta principalmente el arco, el tendón tibial posterior, se debilita por deterioro muscular o lesiones, el pie comienza a aplanarse y a causar dolor durante las actividades normales. La debilidad en el tendón puede estar presente en el nacimiento por causas genéticas o se puede desarrollar por patrones tempranos en la marcha. Sin embargo, en la mayoría de las personas con arcos vencidos, esto proviene del desgaste producido por la edad o ejercido sobre los pies por pararse o caminar en tacones por largos periodos de tiempo. El calzado adecuado que no soporta el arco del pie, la diabetes y la obesidad pueden incrementar el riesgo de sufrir pies planos.

Corrección de la debilidad muscular en los pies

Los músculos por debajo de tus pies son responsables de elevar el arco. Cuando estos músculos son débiles, el pie se aplana y provoca dolor. Puedes fortalecer estos músculos con un ejercicio con toalla inspirado en el Pilates. Siéntate en una silla con una toalla extendida en frente a ti. Coloca los talones en el borde más cercano de la toalla. Sin contraer los dedos de los pies, mueve el borde más lejano de la toalla hacia ti, tirando con los metatarsos de tus pies en dirección a los talones. Luego de cada pequeño movimiento, apoya los pies sobre la toalla, sin mover los talones, y tira de otro poco de toalla en tu dirección.

Consideraciones de la postura de pie al corregir los arcos vencidos

Si sufres de arcos vencidos, la deformidad puede ser más pronunciada cuando te paras. Cualquier ejercicio de pie hará esforzar la parte posterior del tendón tibial y causará que el pie se aplane. Balancear el peso sobre todo el pie, desde el borde interno al externo cuando estás parado, puede ser una forma efectiva de fortalecer los arcos y ayudar a corregir los pies planos. Si este ajuste es difícil, un podólogo puede recomendarte un artefacto de ortopedia.

Corrección de los arcos mediante el desarrollo de la fuerza del tobillo

Los grandes músculos que controlan el movimiento del tobillo pueden también ayudarte a corregir tus arcos. Las elevaciones de talones de pie mediante los gemelos trabajan estos músculos. Coloca tus dedos en el borde de un escalón o una superficie elevada con los talones colgando, y luego elévalos lo más que te sea posible. Este movimiento ayuda a restaurar los arcos de los pies y fortalecer todo el pie y el tobillo como una unidad. Comenzar gradualmente un programa de ejercicios y caminar en calzado adecuado y cómodo brindará soporte y la fuerza necesaria para restaurar tus arcos.

Más galerías de fotos



Escrito por brad longazel | Traducido por mike tazenda