¿Los arándanos son buenos para ti?

Comer un puñado de arándanos dulces y frescos podría sentirse como una indulgencia decadente, pero esas pequeñas bayas empacan un gran valor nutricional. Los arándanos han sido utilizados con fines medicinales por los indios estadounidenses durante siglos, y dado que la baya es nativa de América del Norte, no deberías tener problemas para comprarlos cuando están en temporada y disfrutar de los muchos beneficios saludables.

Un puñado de antioxidantes

El cuerpo produce naturalmente radicales libres durante el proceso del metabolismo. Con el tiempo, los radicales libres pueden contribuir al cáncer y otras enfermedades. Los antioxidantes que se encuentran en muchas frutas y verduras ayudan a neutralizar los radicales libres, y los alimentos ricos en antioxidantes son una parte importante de una dieta saludable. Los arándanos son una buena opción, ya que contienen un alto nivel de antioxidantes, sobre todo cuando se comen crudos. Los arándanos en conserva contienen menos antioxidantes. Los antioxidantes también pueden ayudar a reducir el declive mental relacionado con la edad, como se ve en los estudios de laboratorio en ratas realizado por el Centro de Investigación de Jean Mayer USDA de Nutrición Humana sobre Envejecimiento y publicado en "Neurobiology of Aging", en 2005.

Beneficios de las bayas

Los arándanos pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones de las vías urinarias al impedir que las bacterias se acumulen en las paredes de las vías urinarias, según la científica Rutgers, Amy B. Howell, en un artículo de 1999 de "The Blueberry Bulletin", un boletín publicado por la Rutgers Cooperative Extension of Atlantic County. Estas bayas oscuras también pueden ayudar a disminuir los niveles de colesterol de la lipoproteína de baja densidad. El poder reductor del colesterol de los arándanos se atribuye a los flavonoides, que son las que dan las bayas su color. Los niveles bajos de colesterol están relacionados con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Nutirentes

Los arándanos son bajos en calorías y ricos en muchos otros nutrientes importantes. Una taza de arándanos frescos tiene sólo 84 calorías y menos de la mitad de un gramo de grasa. Son ricos en fibra, con 3,6 gramos por porción de 1 taza, y una excelente fuente de otras vitaminas también. Cada taza de arándanos contiene 24% de tu valor diario de vitamina C, 36% de tu necesidad de vitamina K y el 25% de tu valor diario de manganeso basado en una dieta de 2.000 calorías.

Consideraciones de consumo

Si comer arándanos crudos no es lo tuyo, trata de añadirlos a otros alimentos para cosechar sus beneficios para la salud. Añade las bayas para el desayuno en el cereal o la avena. Los panecillos y panqueques con arándanos endulzados naturalmente, también son una buena opción de desayuno. Los batidos, el yogur y las ensaladas de fruta son postres nutritivos cuando se incorporan los arándanos y otras frutas nutritivas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por sofia loffreda