Los arándanos, ¿promueven la orina ácida?

Esos arándanos redondos, rojos y ácidos pueden hacer que frunzas tu boca. Aunque los conozcas como un popular acompañamiento de la comida en la mesa de Acción de Gracias, están llenos de antioxidantes. También tienen la reputación de ayudar a reducir cualquier incidencia de las infecciones del tracto urinario, haciendo a tu orina más ácida. Sin embargo, los estudios no son concluyentes, de acuerdo al Centro Médico de la Universidad de Maryland.

Ácidos en los arándanos

Los arándanos tienen múltiples ácidos presentes naturalmente, haciendo que tu boca se frunza. El jugo recién exprimido es tan ácido que los fabricantes les agregan edulcorates u otros jugos para reducir ese gusto acre. Ejemplos de los ácidos presentes en los arándanos es el quinic, malic y cítricos. Son ácidos orgánicos o naturales.

El jugo de arándanos y el pH de la orina

Debido a que el jugo de arándanos es naturalmente ácido, los investigadores inicialmente creyeron que el jugo hacía más ácida a la orina y por lo tanto menos tendiente a los crecimientos bacterianos, señala la Universidad Estatal de Arizona. Sin embargo, una persona puede beber varios litros de jugo de arándanos sin que el pH de su orina cambie, de acuerdo al The New York Times. Debido a que el cambio del ácido en la orina debe ser substancial para que pueda pelear contra la bacteria, la teoría ha sido abandonada.

Los arándanos y UTI (Urinary tract infections - Infecciones del tracto urinario)

Sólo porque los arándanos no crean una orina ácida no quiere decir que no tengan efectos protectores contra las UTI. En cambio, los complejos presentes en los arándanos pueden hacer que la bacteria que producen esas infecciones no se peguen a la cubierta del tracto urinario, de acuerdo al The New York Times. A estos complejos, conocidos como proantocianidinas, también se los encuentra en los jugos de arándanos azules. Sin embargo, los complejos ayudan más en prevenir las UTI, no en su tratamiento.

Beneficios de los arándanos

La proantocianidina presente en esta fruta no es sólo beneficiosa en prevenir las UTI, son también antioxidantes o complejos antiinflamatorios. Estos complejos circulan por el cuerpo, peleando contra los radicales libres que pueden dañar tu ADN, llevarte a un prematuro envejecimiento y a causar la muerte de las células. También están llenos de vitamina C, un antioxidante vinculado con la prevención de las enfermedades del corazón y el cáncer, señala el Centro Médico de la Universidad de Maryland. También se los puede usar para reducir las úlceras de estómago que la bacteria helico pylori, o H pylori, causa.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por adriana de marco