Arándanos para perder peso

Los arándanos (blueberries) son una suma excelente para tu programa de pérdida de peso y son ampliamente disponibles. Ellos crecen en ambientes boscosos y montañosos, aunque podrías encontrar una granja de arándanos "cultívalos por ti mismo" casi en cualquier lugar. Puedes encontrarlos frescos comercialmente cultivados en las tiendas de abarrotes virtualmente todo el año, aunque hay mayor existencia (y son más baratos) de mayo hasta octubre. También puedes comprarlos congelados todo el año.

Nutrientes y calorías

Los arándanos son un además se nutricional con muy pocas calorías. Por ejemplo, contienen vitamina C, potasio y antioxidantes neutralizan a los radicales libres. También contienen fibra que ayuda a tu sistema digestivo. No contienen grasas, colesterol o sodio. Finalmente, media taza de arándanos únicamente tienen 40 calorías. Esta potente combinación hace de estos frutos una opción saludable nutritiva para cualquier programa de pérdida de peso.

Beneficios digestivos

Los arándanos tienen fibra insoluble, que ayuda con el proceso digestivo moviendo la comida a través de los intestinos. Un proceso de eliminación más rápido te ayuda a evitar el estreñimiento. Tu programa de pérdida de peso también se beneficiará de la eliminación regular de desperdicios. Además, los arándanos contienen taninos, que funcionan como astringente natural dentro del sistema digestivo. Los taninos reducen la inflamación del tracto digestivo, lo que a cambio reduce la posibilidad de tener diarrea.

Estrategias para refrigerios

Si una colación saludable es parte del programa de pérdida de peso, considera un partido de arándanos y plátano. Otras opciones para un refrigerio saludable incluyen un panecillo tostado con arándanos y yogur, o una mezcla de arándanos, yogur y granola. O disfruta un puñado de los pequeños frutos azules por sí solos. De acuerdo con la Mayo Clinic, los arándanos son un alimento de densidad de baja energía, lo que significa que puedes consumir grandes cantidades con pocas calorías.

Selección de arándanos

Para disfrutar arándanos frescos, compra los que se han apetitosos a la vista. Los arándanos deben tener un color brillante y uniforme y deben moverse libremente si agitarse el contenedor. Si parecen suaves y blandos, podría haber humedad y potencialmente moho. Para los arándanos congelados, agita la bolsa; si no se mueven fácilmente, podrían haber sido descongelados y vueltos a congelar.

Consideraciones de pesticidas

Al elegir arándanos para tu programa de pérdida de peso, tenga en mente que muchos de los arándanos cultivados en Estados Unidos podrían tener residuos de pesticidas que podrían afectar las funciones del hígado, del sistema nervioso y las células. De hecho, los arándanos están entre los 12 alimentos con mayor probabilidad de contener estos residuos, de acuerdo con el Environmental Working Group. Para evitar esta contaminación por pesticidas, busca arándanos cultivados orgánicamente en la sección de frutas de tu supermercado.

Más galerías de fotos



Escrito por felicia greene | Traducido por laura de alba