Cómo aprender el Kung Fu del estilo de la serpiente

Calcular la debilidad del rival y esperar el momento preciso para atacar con velocidad y precisión es como pelea un artista marcial de Kung Fu del estilo de la serpiente. Aprender a hacer esto requiere de la comprensión de los objetivos, la utilización de los golpes con la mano, la aplicación de técnicas de la envoltura del brazo y el cultivo de la paciencia. El desarrollo de estas habilidades requiere que poseas una sólida base de artes marciales para construir sobre de ella. Como se trata de un área avanzada de estudio, se recomienda en última instancia, la guía de un maestro de Kung Fu reconocido.

Puntos de golpeo precisos

El estudio de la anatomía humana es esencial para asimilar el menú de objetivos cruciales. Puedes utilizar los gráficos de acupuntura para encontrar los lugares donde, como una serpiente, se puede hacer un ataque paralizante. A medida que comienzan a apreciarse las partes vulnerables de la cara, el cuello, el torso, los codos, las rodillas y la ingle, aprenderás donde golpear con eficacia durante un enfrentamiento. Sintetizar la experiencia en la lucha a través de entrenamiento controlado es esencial. Un compañero de estudios del estilo serpiente es un socio ideal. Tendrás que equipar a los dos con una protección adecuada y practicar el máximo control en el entrenamiento.

Técnicas de contraataque

Los artistas marciales del estilo de la serpiente se balancean, evaden, se mueven de un lado a otro y se doblan con agilidad para evitar ser golpeados. Cuando un oponente golpea, debes practicar la evasión y luego moverte rápidamente para atacar una de las áreas cruciales que hemos estado estudiando. Tú haces esto con un arsenal de formas de la mano que están diseñadas para causar traumas en áreas relativamente pequeñas. Practica el uso de las manos de serpiente, puntas de los codos, dedos de colmillo y las bolas de los pies para apuntar cuencas de los ojos, la nariz, el puente de la nariz, la nuez de Adán y las partes internas del muslo en una andanada de contra golpes. Tus compañeros de entrenamiento son esenciales, como son los cojines para el cuerpo, las protecciones para las manos y, lo más importante, el control.

El principio de enroscarse

Una serpiente se enrosca alrededor de su presa. Como artista marcial aspirante al estilo de la serpiente, debes aprender a utilizar tu estrategia de contraataque para envolver el brazo de un oponente. En sesiones de entrenamiento controladas, tienes que maniobrar dentro del espacio personal del oponente con el fin de ponerte en posición. Tu luego practicas envolver el brazo de tu compañero de entrenamiento por el codo rotando uno de tus brazos hacia la derecha o hacia la izquierda alrededor de su brazo y luego agarrándolo de su ropa por encima del hombro. Esto lo atrapa en su lugar mientras, de forma controlada, practicas golpearlo con la otra mano en un área vulnerable expuesta.

Aprendiendo a esperar

Cuando el territorio de una serpiente es invadido, ésta evita al intruso enroscándose sobre sí misma o retirándose. Nunca inicia un asalto. La duración de tus contraataques requieren que aprendas a ser paciente mientras también evitas ser golpeado. El primer puñetazo o una patada que un adversario te lanza probablemente no va a exponer los puntos débiles que estás buscando. A medida que desarrollas tu estilo de serpiente durante las sesiones de golpeo de entrenamiento, disciplínate para evadir continuamente en lugar de saltar y engancharte. En tanto como tu pareja esté en movimiento, una abertura eventualmente se presentará. Cuando esto sucede, trabaja para cerrar la distancia y hacer exacto tu asalto con la velocidad de la luz.

Más galerías de fotos



Escrito por luke schmaltz | Traducido por jorge de leon polanco