Cómo aprender el estilo mono de kung fu

Agachándote bajo, confundes a un atacante al disfrazar tu alcance. Tu cabeza sobresale hacia atrás y hacia adelante mientras mantienes las muñecas en posturas contorsionadas alrededor de tu cara. En un destello cegador, te transformas de un objetivo que se retira, en un contra-asaltante atroz, golpeando bajo y alto con una precisión mortal e implacable. Así es como los oponentes son neutralizados por los artistas marciales del estilo del mono de kung fu. El estilo del mono es un método avanzado que se debe aprender de un maestro acreditado por un estudiante experimentado.

Muerte desde abajo

Es esencial adoptar posturas muy bajas. Esto se realiza mediante el acondicionamiento de los músculos, articulaciones y tendones en las piernas para soportar la tensión al sostener una posición baja durante un período prolongado de tiempo. Realiza esto exagerando tu caballo, tu arco, las posturas vacías y la tijera cuando practiques tus formas y ejercicios de golpeo. Las piernas dobladas y un bajo centro de gravedad imitan la postura natural del mono. Una posición baja sirve a la naturaleza engañosa del estilo, haciéndote disminuir como objetivo y como una amenaza. Las piernas dobladas actúan como resortes comprimidos. Cuando sea el momento perfecto para contraatacar, te impulsan hacia tu atacante.

Compromiso al carácter

El estilo del mono de kung fu requiere que te sumerjas por completo en la personalidad del animal. Un rasgo esencial que debe ser emulado es lo impredecible. Cuando estás en tu posición baja, practica moviendo tu cabeza alrededor mientras muestras una serie de expresiones diferentes de primates. Tienes que aprender a exudar un creíble desconcierto, miedo, alegría, asombro, confusión y shock sin ningún orden en particular y sin ninguna razón definitiva. Esta es otra parte de la estrategia engañosa del mono que distrae a un atacante a través de la confusión.

Estrategia pasiva agresiva

Un mono se retira cuando es atacado y latiguea de regreso golpeando sólo cuando no queda ningún lugar para correr. Debes adoptar esta técnica en una estrategia pasiva agresiva para debilitar a un rival. Una posición baja es vista como una vulnerabilidad. Tienes que aprender a dejar que tu oponente piense que estás acobardado y luego atraerlo a golpearte quedándote deliberadamente de manera abierta. Practica dejando caer tu guardia mientras combates en una postura baja y ve cómo reacciona tu compañero de entrenamiento. Una vez que arremete con un golpe, chasquea a la acción en una fracción de segundo con el rasgo del carácter imprevisible.

Ataques ágiles

Tienes que practicar a ir desde tu posición defensiva al modo de ataque total rápidamente y con fuerza letal. Tu estrategia debe emplear golpes de palma, dedos de gubia, manos de garra y puños de martillo. Debes practicar imitando estos en un compañero de entrenamiento voluntario. Lo mejor sería encontrar un compañero de estudios del estilo mono con buenas almohadillas para golpear. También debes practicar la focalización de los puntos precisos de golpeo en las zonas baja, media y alta del cuerpo en progresiones desordenadas. Desarrolla tus propias combinaciones donde golpees alto, abajo y luego en medio o abajo, alto y luego en medio.

Con todos los cuatro

Los monos tienen un dedo opuesto en sus pies, donde los seres humanos tenemos un dedo gordo. Esto les permite maniobrar a través de su entorno como si tuvieran cuatro manos. Tienes que aprender a usar los pies y las piernas, no sólo para mantenerte en una postura baja, sino para patear, disparar y cualquier otra forma de manipular a un atacante para someterlo y derrotarlo. También debes practicar correr en cuclillas hacia adelante con tus manos y pies contactando con el suelo e impulsándote hacia adelante.

Más galerías de fotos



Escrito por luke schmaltz | Traducido por jorge de leon polanco