Cómo aplicar vapor a un vestido de certamen de belleza

Los vestidos para certámenes de belleza se confeccionan especialmente para deslumbrar al público, en telas muy llamativas y elegantes. El satén, el tul y el encaje, son materiales de uso común para crear vibrantes prendas que resultan ideales para lucir en la etapa en la que cada participante tiene la oportunidad de mostrar su estilo único y personal. Este tipo de telas requiere mantenimiento y cuidados especiales para conservar su calidad y lucir lo mejor posible bajo las luces brillantes que se utilizan durante los eventos formales. Realizar un tratamiento con vapor sobre este tipo de telas es un gran método para eliminar las arrugas y refrescar un vestido especial sin dañar sus delicadas fibras.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Gancho o percha grande y resistente con cubierta suave para ropa delicada
  • Vaporizador de mano

Instrucciones

  1. Cuelga el vestido en un gancho o percha resistente pero suave que no estire la zona de los hombros o las mangas. Los vestidos sin tirantes necesitan de una percha especial con pinzas para sujetarse en su lugar.

  2. Vaporiza tu vestido ligeramente en el cuarto de baño con agua corriente bien caliente. Cuelga el vestido a varios pies de la ducha para evitar salpicaduras. Deja correr el agua caliente en el baño por lo menos durante diez minutos con la puerta cerrada, con el fin de crear el ambiente húmedo y tibio que es necesario para eliminar las arrugas ligeras.

  3. Trata tu vestido con ayuda de un vaporizador especial de mano. Toma tu vestido, ponlo al revés y colócalo en la percha. Llena el dispositivo con la cantidad apropiada de agua y deja que se caliente siguiendo las instrucciones del fabricante.

  4. Sujeta el vaporizador de mano sobre el vestido a más o menos una pulgada (2,5 cm) de distancia de la tela. Pulsa el botón que liberar el vapor y lenta y suavemente repasa la totalidad del forro interior del vestido para suavizar las arrugas.

  5. Pon el vestido al derecho y colócalo de nuevo en la percha. Vaporiza ahora el exterior de la prenda tal y como lo hiciste con el forro interior.

  6. Deja que el vestido se enfríe en la percha y luego guárdalo colgado en un lugar seco y oscuro para evitar que los colores se vuelvan opacos y para que las arrugas no regresen.

Consejos y advertencias

  • Procura poner siempre a prueba una pequeña zona de un vestido especial de certamen de belleza, antes de aplicarle vapor a la prenda completa. Esto te permitirá asegurar que el tejido reaccionará bien al vapor.
  • Ten cuidado al tratar una prenda con un vaporizador de mano. Recuerda que pueden escapar fuertes ráfagas de vapor caliente de la válvula principal, las cueles tienen el potencial de causar quemaduras importantes.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah vrba | Traducido por pei pei