Cómo aplicar una crema para irritación por pañal en niños

Si bien la irritación por pañal en bebés es común, sigue siendo una condición que la mayoría de los padres deberían evitar. La dermatitis por pañal, definida como una dolorosa irritación que se desarrolla en la parte interna del área del pañal, puede suceder por varias razones, algunas de estas incluyen el cambio poco frecuente de pañal, demasiada humedad, roce y desgaste, infecciones por hongos, infecciones por bacterias o una reacción alérgica al material del pañal. Si bien el cambio frecuente de los pañales y la exposición de la piel del bebé al aire fresco cuando resulte posible puede evitar esta condición, utilizar una crema para la irritación por pañales también puede evitar que tengas que tratar esa condición.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Compra el tipo correcto de crema para pañal. Busca aquella que contenga óxido de zinc, ya que este ingrediente funciona como barrera contra la humedad. Evita cremas que contengan alcanfor, ácido bórico, fenol, tintura de benjuí o salicilato de metilo, ya que estos ingredientes pueden dañar a tu bebé, American Academy of Family Physicians.

  2. Afloja y tira hacia atrás la parte superior del pañal. Si hay orinas o heces presentes, limpia cuidadosamente la piel de tu bebé utilizando toallas húmedas o un trapo húmedo. Descarta el pañal sucio.

  3. Coloca una cantidad aproximada al tamaño de una moneda de crema en tus dedos.

  4. Aplica la suavemente la crema en el área de las nalgas, incluyendo el área entre ambas. Si bien no es típicamente necesario aplicar crema en el pene, testículos, costados o muslos, puede que desees hacerlo si esas áreas se ven rojas o irritadas con dermatitis por pañal.

  5. Coloca el nuevo pañal. Alinea la parte trasera del pañal nuevo con la cintura. Coloca el pene hacia abajo para evitar que la orina se escape de la parte superior del pañal y ajústalo.

  6. Lava tus manos con una toalla húmeda o con agua y jabón para limpiar el exceso de crema de tus manos. Sécalas según sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth wolfenden | Traducido por martín emiliano vergé