Cómo aplicar la cinta neuromuscular

El método de aplicar cinta neuromuscular es un modo de tratar lesiones agudas y crónicas del músculo y las articulaciones en el cual se aplica cinta neuromuscular a la superficie del cuerpo. La cinta neuromuscular difiere de los vendajes convencionales en que no comprime ni inmoviliza la zona lesionada. En vez de ello, la cinta neuromuscular se basa en las teorías de la activación de los sistemas nervioso y circulatorio para iniciar la curación. Cuando se aplica correctamente, la cinta neuromuscular apoya y promueve la sana función muscular, promueve el flujo normal de líquido en los tejidos, activa el mecanismo del cuerpo que maneja el dolor y corrige la función desnivelada de las articulaciones.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cinta neuromuscular
  • Tijeras

Instrucciones

    Tensión en el cuello

  1. Pídale a la persona a la que se va a aplicar la cinta que se siente en posición recta, vertical y mirando al frente. Mide tres pulgadas por debajo de la base del cuello hacia la base del cráneo. Resta 20 por ciento para que la cinta se estire y corta una tira de cinta de esa longitud.

  2. Corta la tira de la cinta por la mitad a lo largo y detente en las últimas 3 pulgadas. Esta tira formará una "Y".

  3. Retira la protección sólo del extremo de la cinta que no cortaste y pégala, empezando a tres pulgadas por debajo de la base del cuello. Haz que la persona flexione su cuello y lleve la barbilla hacia su pecho.

  4. Retira la protección de un lado de la "Y" y estira la cinta a una longitud aproximadamente 20 por ciento más que su longitud original y aplica la cinta diagonalmente a lo largo del lado del cuello. Termina en la base del cráneo, detrás de la oreja, para formar un lado de la formación en "Y". También podrías, retirar la protección poco a poco, pelar, estirar y aplicar una pequeña sección cada vez.

  5. Repite el paso 4 para aplicar la segunda sección de la "Y" al lado opuesto del cuello de la persona.

    Tensión en la espalda baja

  1. Coloca a la persona en una posición vertical recta. Mide a lo largo de los músculos a cada lado de la columna vertebral, desde la parte superior del hueso sacro hasta la parte superior de la columna lumbar, donde la columna vertebral comienza a curvarse hacia afuera. Corta dos tiras de esta longitud.

  2. Desprende la cinta protectora y aplica el extremo de la tira a un lado de la espina dorsal, al nivel de la parte superior del sacro, el hueso triangular en la base de la espina dorsal.

  3. Ancla la tira de la cinta en donde comienza el sacro. Sostén la porción que no has aplicado y haz que la persona se incline hacia adelante desde la cintura a aproximadamente 45 grados.

  4. Aplica el resto de la tira. No estires la cinta en esta aplicación. Repite el proceso con la segunda tira al otro lado de la columna vertebral.

Consejos y advertencias

  • La piel debe estar limpia, seca y libre de sudor, aceites y lociones.
  • Después de colocar la cinta, frótala vigorosamente para que se fije en el lugar durante entre 15 y 20 segundos para activar el adhesivo.
  • Espera una hora antes de ducharte o nadar para permitir al pegamento adherirse correctamente.
  • Es extremadamente raro que alguien sufra irritación en la piel, sin embargo, para la piel hipersensible puede utilizarse una cinta neuromuscular semi impermeable para evitar la reacción de la piel al adhesivo.
  • Estirar la cinta de más puede causar irritación de la piel y debe ser evitado.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por jorge escobar