Cómo aplicar calor en los músculos antes de estirar

No siempre te lesionarás si entrenas con los músculos fríos, pero no vale la pena correr el riesgo. El calentamiento adecuado consta de cinco a 10 minutos de movimientos corporales completos diseñados para aumentar el flujo sanguíneo y la temperatura muscular. Un músculo caliente se estira mejor que uno frío y sentirás y observarás las mejorías en la flexibilidad. Cuando no seas capaz de completar un calentamiento dinámico, puedes aplicar calor directamente en los músculos antes de estirar mediante el uso de compresas calientes o el calor húmedo de un baño o ducha.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Una compresa caliente
  • Arroz (rice) o alforfón (buckwheat)
  • Una media
  • Aguja e hilo

Instrucciones

  1. Toma una ducha caliente de 10 a 20 minutos para calentar los músculos antes de estirar. Procura que la temperatura sea alta, pero que el agua no esté hirviendo. Deja que el agua caiga sobre cada grupo muscular, como la zona lumbar, las caderas, el pecho, el tendón de la corva y las pantorrillas.

  2. Toma un baño de inmersión con agua caliente al punto que te resulte cómoda, no excesivamente caliente. Descansa en el baño de 10 a 20 minutos y realiza algunos ejercicios de estiramiento en la bañera, como inclinarte hacia adelante, movimiento que te permite estirar los músculos del tendón de la corva.

  3. Aplica una compresa caliente, o una almohadilla caliente húmeda, en los músculos que deseas estirar. Mantén la compresa sobre los músculos de 10 a 20 minutos. Estira y retira la compresa para colocarla en el siguiente grupo muscular.

  4. Realiza una compresa caliente con arroz o alforfón y una media. Llena la media hasta la mitad con arroz o alforfón. Cose el extremo de la media para cerrarla. Coloca la media en el microondas de 30 a 60 segundos. Aplica la media sobre los músculos que deseas estirar durante 10 a 20 minutos.

Consejos y advertencias

  • Relaja y estira los músculos solo hasta el punto en el que sientas un leve tirón. No te apures ni estires los músculos en exceso.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa m. wolfe | Traducido por valeria d'ambrosio