Cómo aplicar calor sobre músculos con dolor y nudos

El dolor y los nudos en los músculos son problemas comunes y frecuentes que se derivan del exceso de uso, lesiones o tensión muscular. Usualmente, unos músculos adoloridos y con nudos no son síntomas de problemas más serios, y pueden ser tratados en tu propio hogar. Un tratamiento muy común incluye la aplicación de calor sobre los músculos afectados, que puede aliviar el dolor y la tensión, así como la hinchazón e incomodidad.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Compresa fría
  • Parche médico de calor
  • Botella de agua
  • Agua

Instrucciones

  1. Aplica una compresa fría durante 10 a 20 minutos, por lo menos tres veces al día, y espera que la hinchazón se reduzca antes de aplicar calor sobre el músculo con dolor.

  2. Calienta un parche médico de calor. Si no tienes uno, utiliza una botella de agua con agua caliente.

  3. Coloca una toalla seca sobre el área afectada para proteger la piel del calor directo, y aplica el parche de calor o la botella sobre el músculo o nudo. Deja el tratamiento de calor sobre el área afectada por 20 minutos. Repite esto no más de tres veces al día.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico si el dolor persiste por más de tres días, o si se hace más severo; también hazlo en caso de que haya una infección o deficiencia en la circulación que genere adormecimiento.
  • Si aplicas calor mientras el músculo está inflamado, puedes aumentar el dolor, incomodidad y las contusiones.

Más galerías de fotos



Escrito por wendy rose gould | Traducido por pau epel