El apio para la acidez

El apio (celery) se considera un remedio natural para la acidez, pero su eficacia no está probada. En general, las comidas no se usan para tratar los síntomas de la acidez, aunque tener una dieta baja en disparadores de la acidez es una buena idea. Si bien el apio es una adición saludable para cualquier dieta, cambiar tu estilo de vida y hábitos de alimentación o tomar medicaciones es un curso de acción más adecuado para tratar y prevenir la acidez.

Neutralizar el ácido de la acidez

Como la acidez es causada por el ácido que entra hacia arriba por el esófago, la teoría es que los alimentos alcalinos (como el apio) pueden ayudar a aliviar o detener los síntomas neutralizando el ácido. En este caso, la alcalinidad del apio es insuficiente como para detener la acidez o para neutralizar el ácido. Si bien comer apio podría no disparar los síntomas de la acidez, tampoco aliviará los síntomas o evitará que sucedan.

Alimentos disparadores

En muchos casos, los síntomas de la acidez son disparados por ciertos alimentos. Las distintas comidas afectarán a la gente de manera diferente, pero en general, las comidas altamente ácidas o altas en grasas causarán acidez. Algunos alimentos disparadores comunes incluyen ajo, cebolla, frutas cítricas, comidas picantes, alimentos altos en grasa, como patatas fritas, café y alcohol. Si no estás seguro de qué alimentos disparan tus síntomas de acidez, mantén un registro de comidas para hacer un seguimiento de lo que comiste y si experimentaste acidez luego. Con el tiempo, puedes reducir tu lista de posibles alimentos culpables a un listado más pequeño. Evitar esos alimentos reducirá las instancias de acidez.

Peso general

En algunos casos, los alimentos específicos podrían no ser la causa de la acidez. Por ejemplo, tener sobrepeso aumenta la probabilidad de acidez. Cuando tienes peso adicional, hay más presión ejercida sobre tu estómago, que puede hacer que su contenido viaje hacia arriba produciendo, por lo tanto, los síntomas de la acidez. Si no estás seguro de si tienes sobrepeso, consulta antes a un profesional médico para ver si es una posibilidad. Independientemente, instituir un estilo de vida más sano (con un plan de dieta equilibrada y nutricional, y ejercicios regulares) puede mejorar tu sentimiento general de bienestar, lo cual puede ayudar a aliviar algo del estrés asociado con experimentar acidez.

Condiciones subyacentes

En algunos casos, la acidez podría, en realidad, ser un síntoma de una condición subyacente más crónica. Este podría ser el caso si los intentos de regular y remediar la situación son en vano. La acidez puede ser un síntoma de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (comúnmente llamada GERD), una úlcera péptica, una hernia o gastritis. Si tienes acidez persistente que no se resuelve a través de tus intentos de cuidados, contacta a tu médico para ver si hay opciones de tratamiento o medicaciones que puedas tomar.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany lalonde | Traducido por paula ximena cassiraga