El apetito y la gripe

La gripe, o influenza, es una infección viral que afecta principalmente la nariz, los pulmones y la garganta. La gripe puede causar diarrea, vómitos y disminución del apetito. Aunque la gripe puede tener síntomas similares a los del resfriado común, estos son los efectos del virus influenza. La gripe puede causar complicaciones graves que afectan a decenas de miles de personas al año en los Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Tus síntomas deben ser evaluados por un médico. Cuando aparezcan los primeros síntomas de la gripe, llama a tu médico y haz una cita.

Síntomas de la gripe

Los síntomas más comunes de la gripe son escalofríos, dolor del cuerpo, mareos, dolores de cabeza, náuseas, falta de energía, la cara enrojecida, náuseas y vómitos. Otros síntomas pueden incluir asma, insuficiencia cardíaca, sudoración, congestión nasal, pérdida de apetito y dolores musculares. Los síntomas generales duran de dos a cuatro días y luego desaparecen. Los síntomas respiratorios permanecen durante cuatro a siete días.

Apetito

La pérdida del apetito es común, especialmente si has desarrollado síntomas que afectan el sistema digestivo, como vómitos, náuseas o diarrea. MayoClinic afirma que la deshidratación está relacionada con la gripe. Aumenta tu consumo de líquidos bebiendo té caliente, sopas y agua. Come una dieta básica que consiste en alimentos suaves, como pan tostado, arroz blanco, plátanos, pollo y papas hervidas. Si no puedes retener ningún alimento, llama a tu médico para obtener una evaluación adicional.

Tratamiento

No existe una cura para la gripe. Tu apetito puede no regresar hasta que el virus esté fuera de tu sistema. Tu médico te puede recetar medicamentos antivirales específicos, si lo considera beneficioso. Aparte de los medicamentos prescritos, MayoClinic recomienda reposo, aumento de la ingesta de líquidos y el uso de medicamentos de venta libre para ayudar a aliviar los síntomas.

Prevención

La mejor defensa contra la gripe es la implementación de medidas preventivas, según el CDC. Sigue un programa de vacunación anual. Lávate las manos a menudo con agua caliente y jabón. Usa desinfectante de manos cuando no haya agua disponible. Desinfecta los artículos de uso común y los objetos, tales como perillas de puertas, encimeras y lavabos. Evita el contacto con personas enfermas, quédate en casa si tienes una temperatura de más de 100ºF. Mantén a los niños en casa si parecen estar enfermos.

Consideración

Si experimentas pérdida rápida de peso, sientes que te desmayas o presentas fiebre de más de 100.5ºF, busca atención médica de emergencia. Estos pueden ser signos de una enfermedad más grave relacionada con la gripe.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por luis eduardo barbosa