Aperitivos saludables para niños

Los niños a menudo son los comensales más exigentes en la mesa. Crear platillos que los niños encuentren apetitosos puede ser un reto. Hacer que coman alimentos que sean saludables al mismo tiempo puede ser aún más difícil. Crear aperitivos saludables que los niños disfruten puede requerir disfrazar vegetales, servir la comida en formas divertidas y permitirle al niño ayudarte a preparar el aperitivo contigo. Los niños que ayudan a preparar la comida a menudo están más dispuestos probarla.

Mini Pizzas

La pizza es un alimento que muchos niños comerán sin pensarlo. Usa mini bagels o bollos ingleses de trigo entero como base. Haz tu propia salsa de pizza con salsa de tomato y puré con albahaca, espinaca fresca y cualquier otro vegetal cocido de tu elección. Esparce la salsa sobre la base de tu elección y agrega pepperoni de pavo y queso bajo en grasa. Hornea tus mini pizzas en el horno hasta que el queso se haya derretido y deja enfriar 10 minutos antes de servir. Corta las mini pizzas a la mitad y mira a tus niños comer sus vegetales sin saberlo.

Ruedas de manzana

Para un aperitivo dulce y saludable, Taste of Home recomienda rellenar manzanas descorazonadas con una mezcla de 1/4 de taza de mantequilla de maní, 1 1/2 cucharadas de miel, 1/2 taza de chispas de chocolate semi-amargo y 2 cucharadas de pasas. Las chispas de chocolate pueden omitirse si lo prefieres. Rellena con esta mezcla el hueco en el centro de la manzana y refrigera durante una hora. Rebana las manzanas en rebanadas de 1/4 y sirve. Esta receta aporta vitaminas, proteína y fibra, con la dulzura y creatividad que los niños aprecian.

Nachos

Hacer nachos con tortillas horneadas y muchos vegetales es un saludable bocadillo que los niños disfrutarán. Esparce una capa de "chips" de tortilla horneados en un plato y añade frijoles refritos bajos en grasa, frijoles negros y pimientos rojos y verdes finamente picados para más nutrición y color. Espolvorea queso bajo en grasa encima y derrite en el horno hasta que el queso esté derretido. Esto ayudará a disfrazar los vegetales. Sirve salsa y guacamole para que los niños puedan añadirlos.

Hummus

El hummus se puede servir con pequeñas zanahorias, rebanadas de apio y cualquier otro vegetal que le guste a tu hijo. Los niños a menudo pueden comer vegetales más fácilmente cuando se les da algo delicioso para sumergir el vegetal. También puede usarse como un acompañamiento para papas horneadas o untarse sobre pan de pita. Es simple de preparar haciendo un puré de garbanzos con dos cucharadas de tahini, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de agua y 1/2 cucharada de sal. Puede darle sabor a tu hummus con ajo, cilantro o cualquier sabor que elijas. Para los niños un hummus de sabor ligero será aceptado más fácilmente que uno preparado con pimientos picantes o mucho ajo. Si a tu hijo le encantan los platillos picantes y llenos de sabor, tienes la libertad de añadir tanto sabor como consideres apropiado.

Más galerías de fotos



Escrito por amber canaan | Traducido por lou merino