Aperitivos para niños después del ejercicio

Cuando tus hijos llegan a casa después de la práctica de béisbol o de un torneo de fútbol, han tenido un buen desgaste físico y necesitan combustible. Sírveles aperitivos suficientemente sustanciales para prepararlos para su próxima actividad, o para mantenerlos llenos hasta que la cena esté lista. Puedes ofrecerles un mini sándwich para proporcionar proteína o basar el aperitivo en fruta y yogur para satisfacer el antojo dulce de los niños de una manera sana.

Licuados de frutas en grandes cantidades


Esto es sin duda una opción fresca, saludable y deliciosa.

Después de una práctica en el campo, los niño atletas pueden participar en la elaboración de sus propios licuados, dice KidsCookingActivities.com, un sitio web de recetas para niños. Necesitas una buena licuadora y hielo en cubos, pero no hay límite cuando se trata de los ingredientes. La fruta fresca es deliciosa, pero si no la tienes, usa frutas congeladas o enlatadas. El yogur saborizado es un dulce, pero también puedes usar yogur natural y añadir un poco de miel. Tal vez quieras añadir jugo de frutas, helado o leche para variar el sabor o la consistencia. Si quieres seguir una receta antes de probar alguna variante, KidsCookingActivities.com sugiere el saludable licuado de naranja. Mezcla una naranja, un durazno (peach), una taza de yogur de naranja y media taza de cubitos de hielo. Añade jugo de una naranja si está demasiado espeso o más yogur si queda muy aguado.

Apuesta a los plátanos


El plátano es una fruta saludable que se presta para la elaboración de variados y deliciosos aperitivos.

Los plátanos están repletos de nutrientes, es por eso que a los padres les encantan, y también satisfacen a los jóvenes con su antojo por lo dulce. Después de hacer ejercicio, sirve a tus hijos un refrigerio como un nutritivo "Banana Split" recomendado por Healthy-Kids-Snacks.com, un sitio web para las familias. Para hacer este Banana Split, corta un plátano a lo largo y colócalo en un plato. Añade yogur de sabor o congelado, frutas frescas, congeladas o enlatadas como piña (pineapple) y bayas (berries) y granola espolvoreada por encima. Un sándwich de plátano es otra opción. Este simple aperitivo consiste en rodajas de plátano servidas entre galletas en forma de animales. También los plátanos son sabrosos en ensalada de frutas, brochetas de fruta, panqués y pan.

Pequeños sándwiches


Debes ingeniar la forma en que les presentas la comida para que sea divertido para ellos.

Los niños podrían no querer un sándwich entero después de un entrenamiento pesado, entonces sírveles un mini sándwich en su lugar. Intenta con Shrunken Sandwiches, dicen en FamilyFun.Go.Com, un sitio web con recetas para aperitivos de niños. Corta jamón y queso en cuadrados y sírvelos entre dos galletas cuadradas, o usa un cortador de galletas redondo para hacer que los cortes de las carnes frías se ajusten a las galletas redondas. También puedes hacer reguiletes de crema de cacahuete. Extiende la crema de cacahuete en una tortilla de harina fresca, que encontrarás en la sección del refrigerador de tu tienda de comestibles. Agrega granola, enrolla la tortilla y corta en rodajas de reguilete.

Más galerías de fotos



Escrito por barbara dunlap | Traducido por maricela guillen