Aparatos de ejercicio que te cuelgan de cabeza

La terapia de inversión, o ejercicios de inversión, te cuelga de cabeza y se utiliza para aliviar el dolor de la espalda baja. Otros beneficios potenciales incluyen una mejora de la circulación, mejor postura y alivio de los ejercicios que comprimen la columna. Si estás considerando intentar la ejercicios de inversión, elige de una variedad de aparatos. Compra una mesa de inversión nueva o usada para practicar en la comodidad de tu propia casa o intenta los aparatos en los spas o gimnasios en donde los terapeutas ofrecen clases sobre su uso. Sin importar tu elección, inicia lento para permitir a tu cuerpo el tiempo para acostumbrarse a la posición invertida.

Mesas de inversión

Utilizadas para reducir el dolor de espalda, las mesas de inversión te llevan de forma gradual de estar en una posición acostada a una posición vertical. Se cree mejora la circulación y la postura, la posición vertical también quita presión de tus piernas y espalda, ayudando a descomprimir la columna por el estrés diario o actividades como el trotar, que comprime la columna. Las personas con discos herniados o problemas degenerativos de la columna podrían beneficiarse de estas mesas. Los fabricantes producen mesas motorizadas y manuales en una amplia variedad de precios. Las barras de inversión están también a disposición y son más económicas que las mesas de inversión. Instala las barras sobre un marco estándar de una puerta.

Botas de gravedad

Las botas de gravedad fijan tus pies de forma segura a la mesa de inversión y a las barras. Similares en apariencia a las botas para esquiar, estas botas especializadas incluyen un gancho que cuelga de la barra o se acoplan a la barra para proporcionar soporte adicional y asegurar que no caigas. Mientras usas las botas de gravedad, puedes realizar ejercicios abdominales mientras cuelgas con seguridad.

Aros

Un par de aros como aquellos utilizados por los gimnastas abre un rango de posibilidades para los ejercicios invertidos. Al estar colgado en la posición recta, simplemente cuelgas boca a abajo, la cabeza hacia el piso y los dedos de los pies hacia el techo. Esto ayuda a mejorar tu equilibrio y ejercita tus músculos estabilizadores. Otros ejercicios; como las abdominales invertidas (inverted pullups) y pararse de cabeza (handstand), también te llevan a una posición invertida. Durante las abdominales invertidas, apunta tu cuerpo directamente hacia arriba o dobla a las caderas, pero mantén las piernas derechas para llevar a tu cuerpo a una posición en "V".

Advertencias

Si sufres de alguna enfermedad del corazón, presión alta o desorden de los ojos, la terapia de inversión puede ocasionarte problemas ya que incrementa la presión en tus ojos y sistema circulatorio. Las mujeres embarazadas no deben realizarla. Algunas personas reportan dolor de espalda o dolores de cabeza después de realizar ejercicios de inversión y pude también ocasionar lesiones en tus ligamentos si te ejercitas demasiado rápido o con mucha frecuencia.

Más galerías de fotos



Escrito por jen morel | Traducido por glen boyd