Cómo usar un aparato de remo de Pilates

Un aparato de remo de Pilates es una banda de resistencia modificada que simula el movimiento de remar un bote, o usar una máquina de remo en un gimnasio. En vez de pesas, la resistencia es generada por una banda. Esto puede ser útil para las personas que no tienen acceso a un gimnasio o mover pesos significativos inicialmente en una máquina tradicional. Otra ventaja de este aparato es que, al ser menos guiado el movimiento de remado que en una máquina de remo tradicional, obliga a los músculos menores, ligamentos y articulaciones a coordinarse para mantener tu cuerpo estable y con la postura apropiada. En vez de aislar los músculos del pecho, el aparato de remo de Pilates puede ayudar a trabajar los músculos menos activos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Siéntate sobre una superficie plana con tus piernas extendidas frente a ti. Mantén tus pies juntos y tus rodillas derechas. Dirige tu vista hacia tus pies.

  2. Coloca la punta de un pie en uno de los soportes de caucho para pies en el extremo inferior del aparato. Coloca la punta del otro pie en el otro soporte. Asegúrate de que las puntas de tus pies estén lo suficientemente adentro de los soportes para no resbalarse.

  3. Agarra el mango, una mano en cada lado. Puedes sostener los agarres con tus pulgares hacia arriba hacia adentro.

  4. Inclínate ligeramente hacia atrás, mientras mantienes tus hombros igualmente atrás. Mantén tu cabeza mirando hacia adelante. Esto es extremadamente importante para mantener una postura apropiada.

  5. Tira del agarre lentamente hacia la parte superior de tu pecho, hasta que casi toque tu pecho. Mueve lentamente el agarre hacia atrás, hacia la parte inferior de tu cuerpo, oponiéndote suavemente a la resistencia, al dejar mover el agarre. Esto será una repetición del ejercicio.

  6. Añade variedad al ejercicio, alternando repeticiones con tus codos al lado de tu pecho, manteniéndolos tan cerca a los costados como sea posible, y algunas repeticiones con tus codos hacia afuera de tus costados, alejándote de tu cuerpo.

Consejos y advertencias

  • Utiliza una colchoneta de gimnasio o ejercicios, si la superficie del piso es demasiado incómoda para sentarse.
  • Siempre consulta con tu médico antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por maxwell payne | Traducido por pau epel