Antiácidos para el embarazo

Hasta el 80 por ciento de las mujeres experimentan síntomas de indigestión durante el embarazo, incluyendo ardor de estómago, informa ABC News. Aunque normalmente es una condición inofensiva, el ardor de estómago puede causar incomodidad extrema y puede persistir hasta que nazca el bebé. Los antiácidos de venta libre son generalmente inofensivos cuando se toman durante el embarazo y pueden aliviar los síntomas rápidamente. Pero no todos los antiácidos son iguales. Algunos contienen ingredientes que pueden ser perjudiciales para ti y para tu bebé. Habla con tu médico antes de tomarlos, especialmente si tienes cualquier complicación en el embarazo.

Un poco de contexto

La acidez estomacal durante el embarazo, también conocida como reflujo o indigestión ácida, típicamente es causada por los cambios físicos y hormonales en el cuerpo. La placenta produce la hormona progesterona, que ralentiza la digestión y relaja la válvula que conecta el estómago con el esófago. Esto permite que el ácido viaje a la garganta. El bebé en crecimiento también empuja el abdomen provocando que el ácido retroceda hacia el esófago. Los síntomas de ardor de estómago pueden incluir ardor en la garganta, dificultad para tragar, un sabor salado o ácido en la parte posterior de la garganta y dolor torácico.

Antiácidos que hay que evitar

Aunque muchos antiácidos pueden aliviar los síntomas del ardor de estómago, algunos se consideran peligrosos durante el embarazo. No tomes antiácidos que contengan aluminio. El aluminio es tóxico cuando se toma en grandes dosis. Evita los productos que contienen aspirina, que se ha relacionado con complicaciones del embarazo e incluso con aborto. Además, mantente alejado del bicarbonato de sodio y el citrato de sodio, que son altos en sodio y pueden provocar retención de agua.

Alternativas seguras

Los antiácidos hechos de carbonato de calcio se consideran seguros y eficaces durante el embarazo. Los antiácidos con óxido de magnesio o hidróxido de magnesio también son opciones seguras. Ambos trabajan neutralizando el ácido en el estómago, lo que ayuda a reducir el dolor y el malestar. En casos de acidez severa, tu médico puede sugerir un bloqueador H2, que disminuye la cantidad de ácido en el estómago.

Traga sabiamente

Toma el antiácido antes de comer para ayudar a prevenir la acidez. Además de tomar antiácidos, debes ajustar tu dieta durante el embarazo para ayudar a prevenir la acidez estomacal. La cafeína, la menta, los tomates y los alimentos muy condimentados son todos factores desencadenantes de la acidez y deben evitarse. Haz comidas pequeñas durante todo el día para dar a tu cuerpo tiempo para digerir. Evita comer demasiado a la hora de acostarte, permite que pasen por lo menos dos horas antes de que vayas a la cama.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por mariana groning