Antecedentes históricos de los juegos de baloncesto

El baloncesto no siempre se jugó en la cancha de baloncesto de tamaño completo que vemos hoy, ni tampoco los jugadores saltaban alturas increíbles para realizar clavadas. Este ha cambiado mucho desde sus inicios. La historia del juego muestra uno conceptualmente similar a la versión actual, pero con un estilo muy diferente, menos reglas, ritmo desacelerado y limitada a nula organización de los jugadores, afirma William Baker, autor de "Basketball: Its Origin and Development" (el baloncesto: su origen y desarrollo).

Orígenes del baloncesto

El juego de baloncesto fue desarrollado por el Dr. James Naismith en 1891 cuando quiso desarrollar un entretenimiento de interior durante los meses de invierno para los estudiantes de la School for Christian Workers. La idea era utilizar la habilidad del jugador para sobresalir. El partido se jugó originalmente con un balón de fútbol que fue arrojado a una canasta de duraznos, y así se creó la denominación conocida como "baloncesto".

Diseño original de la cancha

Las primeras canchas de baloncesto eran sólo la mitad del tamaño de las canchas de hoy. Sin embargo, las mediciones de la meta han cambiado poco. Naismith originalmente clavó una canasta de duraznos en el borde de una cancha cubierta, y su altura era de diez pies (tres metros) en el aire. Esta altura nunca ha cambiado desde entonces, y los jugadores de baloncesto hoy en día todavía utilizan el aro de diez pies (tres metros) como meta regulada. Tampoco había línea de tres puntos, y el tiro de una distancia considerable sólo contaba como un solo punto, ya que no había tiro de dos puntos en este momento.

Reglas originales

Naismith tenía sólo trece reglas que los jugadores tenían que seguir al jugarlo. En este momento no había regate, y sólo se podía lanzar la pelota de un jugador a otro en un paso o dos para un jugador corriendo a velocidad considerable al controlar el esférico. Los pases podían ser hechos y desviados con una o dos manos, y no se permitía utilizar el puño para desviar un pase. No estaba permitido tener contacto fuerte con el cuerpo con un jugador contrario, y se mandaba a la banca o se expulsaba al jugador luego de su segunda violación de esta regla. Algunas de ellas aún mantienen vigencia hoy en día incluyendo la de los cinco segundos dentro de la cancha, que una pelota que pasa por la red cuenta como tanto y que el equipo con más puntos al final del juego gana.

Jugabilidad del baloncesto histórico

El baloncesto original era considerablemente más lento que la versión actual. Muchas adaptaciones del juego hicieron que este se vuelva más rápido. Naismith pidió que los fondos de las cestas fueran eliminados en un momento temprano para que no hubiera pausa en el juego mientras se esperaba que la pelota fuera recuperada. Los juegos en sí duraban 30 minutos en total, con dos mitades de 15 minutos, y eran por lo general con baja puntuación debido a que los jugadores no podían salivar y tenían que pasar parados. También era difícil moverse en las canchas tan pequeñas, porque hasta 1900 no había ninguna regulación de la cantidad de jugadores que se permitían en la cancha. No se admitían tampoco sustituciones hasta ese momento, y hasta 1921 una vez que un jugador era reemplazado no podía volver a jugar. Por último, no había reloj de tiro, lo cual también desaceleraba el ritmo del juego. Parecería que la única cosa que era emocionante para los espectadores en un principio eran las peleas que se desarrollaban de manera constante, informa William Baker, autor de "Basketball: Its Origin and Development".

Más galerías de fotos



Escrito por daniel bradley | Traducido por florencia prieto