Ansiedad por separación en un niño de 5 años

Aunque la ansiedad por separación se desarrolla primero en los infantes de entre 4 y 12 meses de edad, también ocurre en niños más grandes. Muchos niños comienzan el jardín de niños cuando tienen 5 años de edad, lo que puede provocar ansiedad por separación. Aunque esta condición es regularmente temporal para la mayoría de estos niños, algunos pueden tener una condición conocida como trastorno de ansiedad por separación. Esta condición puede requerir tratamiento profesional. Habla con tu médico o con un profesional de la salud mental si estás preocupado sobre la ansiedad por separación de tu hijo.

Causas

Aunque la ansiedad por separación es común en niños más pequeños, podría ser desencadenada por estrés en un niño de 5 años de edad. Sentirse ansioso por comenzar una nueva escuela, ir a una nueva guardería, mudarse un nuevo lugar o tener un nuevo hermano o la tensión pueden ser algunas de las muchas situaciones que pueden provocar ansiedad por separación. Algunos niños de esta edad comienzan a compararse con otros, lo que también les provoca ansiedad si sienten que no están a la altura. Algunos niños se vuelven temerosos de otros niños o adultos. También podrían no estar dispuestos a separarse de sus padres si recientemente ha habido tensión en el hogar o si han escuchado historias sobre alguien que ha sido herido o muerto.

Marco de tiempo

La cantidad de tiempo que un niño experimenta ansiedad por separación puede variar mucho. Dependiendo del niño, podría durar sólo un par de días o semanas o quizás durar por años. La forma en que el padre responda puede disminuir o alargar la cantidad de tiempo que este comportamiento toma lugar.

Disminuir la ansiedad

Aunque debes evitar ceder ante las demandas de tu hijo de 5 años de edad cuando se trata de la ansiedad por separación, existen cosas que puedes hacer que lo harán sentir mejor. Practicar separarte de tu hijo en situaciones no estresantes podría ser benéfico. Desarrollar un ritual de despedida también puede ayudar, como decir cierta frase o darle un beso o saludo de despedida especial. La familiaridad del ritual frecuentemente le da seguridad al niño. Dale algo a lo que pueda aferrarse mientras no estás, quizás una nota o algún recuerdo especial de tu afecto. Cuando sea posible, dale una opción en cierto aspecto de la separación. Por ejemplo, pregúntale si le gustaría que lo llevarás temprano a la escuela antes de que otros niños lleguen o si preferiría llegar ahí justo antes de que comience la clase. Antes de dejarlo, asegúrate de que sabe qué esperar, incluyendo las actividades que hará mientras estés lejos y la hora en la que volverás por él. Tu hijo frecuentemente se comporta según tus emociones, así que permanece tranquilo y confiado.

Advertencia

La mayoría de los padres descubren que su hijo de 5 años de edad simplemente supera la ansiedad por separación o encuentra una manera de manejarla, pero no siempre es el caso. Algunos niños desarrollan una ansiedad tan mala que interfiere con su habilidad de aprender, interactuar con otros o da como resultado otros comportamientos indeseables. Contacta a un profesional de la salud mental si estás preocupado por la ansiedad de tu hijo o si parece que está impidiendo su habilidad de funcionar. La terapia de comportamiento cognitivo, terapia familiar o ciertos medicamentos podrían ser necesarios para que algunos niños puedan superar o manejar la ansiedad.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth wolfenden | Traducido por laura de alba