Ansiedad en los padres de preescolares

Has estado preocupándote por el primer día de preescolar de tu pequeño durante semanas. Cuando finalmente llega el día, lo dejas en la escuela, le das un beso diciéndole adiós y te vas a tu vehículo, donde te sientas en el estacionamiento y lloras como un bebé durante 10 minutos. Aunque es típico para los padres sentirse preocupado por los acontecimientos más relevantes de sus niños, aquellos que luchan con trastornos de ansiedad pueden encontrar que esos sentimientos se convierten en preocupación incesante, miedos irracionales y comportamiento antisocial.

Causas

Según la Mayo Clinic, los investigadores no entienden todas las causas de los trastornos de ansiedad. Aunque la investigación ha identificado ciertas enfermedades médicas, como la enfermedad cardíaca, la diabetes e incluso el asma, la ansiedad puede resultar sin duda de una experiencia traumática. Si ya sufres de un trastorno de ansiedad, enviar a tu niño en edad preescolar a la escuela, puede desencadenar síntomas relacionados con la ansiedad como el estrés, la preocupación y una pérdida de control. Aunque sólo vaya durante unas pocas horas tres días a la semana, estarás obsesivamente preocupado de si está seguro, se divierte, come su bocadillo o se comunica con otros niños. Si sientes que te preocupas demasiado, habla con tu médico.

Ansiedad que perdura

Como otras enfermedades médicas, los trastornos relacionados con la ansiedad pueden ser hereditarios. Según Psych Central, las investigaciones muestran que los niños cuyos padres han sido diagnosticados con trastornos de ansiedad tienen siete veces más de posibilidades de desarrollar trastornos de ansiedad. Sin embargo, las terapias cognitivas conductuales han demostrado ayudar a prevenir los trastornos de ansiedad en niños cuyos padres los tienen. Si estás preocupado por el efecto que está teniendo tu ansiedad en tu hijo, habla con tu médico sobre opciones de tratamiento, para ti y tu niño.

Impacto en el desarrollo social y emocional

La ansiedad de los padres también puede impactar en el desarrollo social y emocional de un niño en edad preescolar. Los padres ansiosos pueden preocuparse de que no están haciendo lo suficiente para ayudar a su hijo a "salir adelante" en la escuela, así, además de preescolar, llenan los horarios de sus hijos con clases de baile, clases de música, deportes en equipo, citas de juego y fiestas. ¿El resultado? Un puñado de niños de entre tres y cuatro años agotados y exhaustos. Si la ansiedad sobre el futuro académico de tu niño está causando que llenes su horario con actividades durante todo el día, tal vez quieras reconsiderarlo. Según Psychology Today, ocupado no significa mejor. Por el contrario, los niños pequeños necesitan tiempo de soledad e inactividad para permitir su desarrollo social y emocional, para fomentar el pensamiento creativo y aprender habilidades vitales de resolución de problemas.

Efectos a largo plazo

Si no se trata, la ansiedad en los padres de niños en edad preescolar puede tener efectos devastadores. Un padre es típicamente el primer maestro, así que si ese padre está luchando con la ansiedad, hay una alta probabilidad, hasta un 65%, informa Psych Central, de que el niño también la sufra. La prevención es crítica, ya que los trastornos de ansiedad sin diagnosticar en niños jóvenes eventualmente pueden llevar a tener problemas en la escuela, depresión y hasta abuso de sustancias.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer brozak | Traducido por maria gloria garcia menendez