Ansiedad en padres adoptivos

Adoptar un hijo es un gran paso. La ansiedad que sienten algunos padres al pasar por el proceso puede ser tremenda. Podrían presentarse miedos sobre las inspecciones de salud, los estudios del hogar, las verificaciones de antecedentes o el análisis exhaustivo del pasado y la estabilidad de la familia que adopta. Los miedos de tener un hijo que no se adapte a tu hogar, problemas que podrían presentarse en algún momento o un cambio sentimiento de los padres biológicos del niño podrían perseguirte a medida que realizas los pasos de la adopción. Un acercamiento cuidadoso y razonado puede evitar el estrés y la dificultad de la transición, tanto para el niño como para su nueva familia.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Tómate tu tiempo. El proceso es muy largo. La capacitación, proceso de selección, pasos legales y preparación de tu casa podrían parecer abrumadores. Concéntrate en completar una tarea a la vez. A medida que finalices cada paso, felicítate y pasa al siguiente. Habrá desvíos y cambios en el camino, pero mantener un movimiento estable hacia la adopción te acercará a tu objetivo de obtener un nuevo miembro de la familia. De acuerdo a un informativo del 2010 del U.S. Department of Health and Human Services sobre el impacto de la adopción se indica que: "Los futuros padres también podrían experimentar largos tiempos de espera y tener que enfrentarse a resultados inciertos. No es inusual que se sientan ansiosos sobre el proceso y encuentren difícil seguir con su rutina regular cuando hay tanto en juego".

  2. Prepárate a tí y a tu familia. Comparte tus ansiedades con tus familiares y amigos. Si hay otros hermanos en la casa, asegúrate de incluirlos en el proceso de adopción para que no los tome por sorpresa y no se sientan rechazados o ansiosos sobre la adición de un nuevo hermano. Hay muchos grupos de apoyo disponibles que pueden asistir con el proceso aún antes de que tu hijo llegue a vivir contigo. Contrólalo con tu agencia de adopción, asistente social e iglesias locales para obtener información sobre grupos a los que podría interesarte unirte. Un reporte del National Adoption Attitudes Survey afirma que "Cuando a los estadounidenses se les preguntó adónde irían para obtener información o consejos sobre la adopción, más de la mitad eligió agencias de cuidado de crianza y agencias de bienestar social en sus comunidades. Casi la mitad (48%) dijo que irían a su lugar de culto y cuatro de cada diez irían con amigos y vecinos".

  3. Los miedos de que la adopción se caiga o tu hijo adoptado no te acepte son normales, pero no dejes que te ganen. Mantén una perspectiva positiva y recuerda el objetivo final todo el tiempo. Cuando todos tus planes y preparaciones hayan tenido como resultado una coincidencia entre tú y un hijo adoptivo, publica una foto de él donde puedas verla en todo momento del día e imagina cómo tu vida y su vida cambiarán para mejor. Si el niño aún no nació, puedes sustituirlas por fotos de la ecografía. Si encuentras algún inconveniente, debes estar preparado para superarlo con la misma resolución estable.

Más galerías de fotos



Escrito por sheryl faber | Traducido por paula ximena cassiraga