Ansiedad y fatiga

SI bien la ansiedad es un estado emocional, también afecta de manera física. Los síntomas pueden provocar fatiga y otros efectos a largo plazo. Puedes detener este y otros problemas relacionados con la ansiedad si notas los signos de advertencia tempranamente y se trata el problema. Deshacerse de la ansiedad y la fatiga puede ser tan simple como tratar el estrés. Sin embargo, puede que necesites ayuda profesional si la ansiedad y fatiga que sufres es grave.

Definición

La ansiedad se refiere a un estado emocional de miedo o preocupación. La ansiedad normal esta ligada a un evento o situación real. Por ejemplo, deberías sentirte ansioso sobre tu presupuesto, una relación personal o de negocios, o un evento importante que esté próximo a suceder, según la Anxiety Disorders Association of America. Es posible desarrollar un trastorno de ansiedad que se caracteriza por preocuparse de una causa que es indirecta y que continua sin descanso. Por ejemplo, puede que sientas un peligro inminente, aunque no exista una amenaza real.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la ansiedad incluyen preocupación, miedo e irritabilidad. Esto síntomas hacen que sea difícil concentrarse ya que la mente esta preocupada de lo que desencadena la ansiedad y en cómo lidiar con ella. Tu cuerpo se preparará para una potencial situación de amenaza al acelerar la respiración y el ritmo cardiaco, y la sensación de malestar estomacal. Estos síntomas desaparecerán una vez que trates el desafió, a menos que tengas un trastorno de ansiedad que cause que los síntomas continúen.

Efectos

La ansiedad y fatiga pueden llegar a convertirse en un circulo vicioso. La ansiedad puede causar fatiga ya que los síntomas emocionales y físicos se traspasan. Tu cuerpo utiliza energía cuando está en un estado de mucha alerta y está listo para lidiar con amenazas. La ansiedad te hará sentir exhausto mentalmente ya que es agotador concentrarse en el miedo y la preocupación. Ésto también evita conciliar el sueño. El insomnio es un efecto común de la ansiedad, y pasar noches sin dormir harán que estés aún más cansado. La fatiga hace que sea más difícil lidiar con las situaciones estresantes, por lo que el problema se va a cumulando hasta que no seas capaz de resolver situaciones complejas de manera eficaz.

Solución

Evita la fatiga relacionada con la ansiedad con medidas para controlar el estrés que sean apropiadas. Controla tus pensamientos, concédete un tiempo cada día para deshacerte de la ansiedad. Piensa en lo que te preocupa y busca maneras para controlarla o lidiar con ella. Deja unos 30 minutos para hacerlo, y rehúsate a pensar sobre en eso el resto del día. Esto limita el desgaste de energía a un tiempo corto. No bebas cafeína, alcohol o uses drogas. La cafeína contribuye al insomnio, y el abuso de sustancias empeora tu ansiedad. En lugar de eso, haz ejercicio varias veces por semana. Si bien una buena rutina de ejercicios te dejará agotado al principio, también lucha contra la fatiga y a la larga, te sentirás con más energía. Realiza actividades relajantes antes de acostarte. Trata la meditación, visualízate en un lugar apacible y tranquilo. También puedes tensar y relajar todos tus grupos musculares de manera progresiva, comenzando por la cabeza hasta llegar a los dedos de los pies.

Ayuda

Puede que necesites ayuda médica para controlar la ansiedad y evitar la fatiga y otros problemas relacionados con la ansiedad. La orientación cognitiva te enseñará estrategias eficaces para el manejo del estrés, según HelpGuide.org. La fatiga que experimentas disminuirá una vez que tengas bajo control la ansiedad. Tu médico o psiquiatra puede prescribirte medicamentos si la psicoterapia no funciona para ti. Los medicamentos te calmarán durante el día, y tu médico también podría prescribirte medicamentos para dormir que te ayudarán a descansar por la noche.

Más galerías de fotos



Escrito por barb nefer | Traducido por mariajose mansilla