Ansiedad del padre primerizo

Si te sientes estresado y tenso porque la inminente fecha se aproxima, o estás pasando por un momento emocionalmente difícil después del nacimiento de tu pequeño, no estás solo. Empezando por el hecho de que sentirse aterrado ante la idea de ser un papá o una mamá que no sabe qué hacer cuando su recién nacido llora, hay una variedad de formas en que los padres primerizos experimentan ansiedad.

Ansiedades sobre un bebé frágil

Si bien hay una lista casi interminable de preocupaciones que enfrentan los nuevos padres, hay algunos temores principales que son bastante comunes. Uno de los temores principales incluye la fragilidad de un recién nacido. Con su cuello blando y sus extremidades aparentemente frágiles, es fácil ver cómo un nuevo bebé puede hacer que cualquier padre primerizo se sienta ansioso. Esto puede ser especialmente cierto cuando lo sostienes. Esto incluye levantarlo, cargarlo, bañarlo y vestirlo. A pesar de que es completamente normal sentir miedo al sostenerlo o agarrarlo, ten en cuenta que mientras apoyes con cuidado la cabeza y el cuello de tu pequeño (y tratándolo de una manera delicada), de hecho no le harás ningún daño.

Alimentación y nutrición

Según los expertos en pediatría de la página web KidsHealth, org, los bebés suelen triplicar el peso que tenían al nacer para finales de su primer año. Dicho esto, preocuparse por su crecimiento y por lo mucho que está comiendo es una ansiedad completamente normal. Para el padre primerizo, la comprensión de cuánto es suficiente -cuando se trata de la leche materna o de la fórmula- es uno de los temores más racionales. La American Academy of Pediatrics (AAP, por sus siglas), en su sitio web Healthy Children, recomienda que los padres que alimentan a su bebé con fórmula le den de dos a tres onzas (59.14 a 88.72 ml) cada tres o cuatro horas durante el primer mes. Medir la cantidad de leche materna que recibe el bebé es a menudo más difícil, ya que no tienes una medida de referencia que puedas usar, como una botella graduada. La AAP señala que la lactancia materna requerida, o sea cuando el bebé está indicando que tiene hambre, es completamente aceptable para tu recién nacido.

Marcadores de hitos

Antes de empezar a arrancarte los pelos preocupándote porque tu bebé no está cumpliendo con todos los hitos que debería, toma un respiro y date cuenta de que este miedo es completamente normal para muchos papás y mamás primerizos. Mirar en torno de la oficina del pediatra preguntándote cómo hacer para que tu bebé supere ampliamente a los otros niños en la sala de espera es una ansiedad normal. Además, los padres primerizos también suelen preocuparse porque el crecimiento y el desarrollo del bebé sean "normales". Si bien hay algunos hitos importantes que ellos deben cumplir, ten en cuenta que hay algunas variaciones y rangos de edad a tener en cuenta.

Ansiedad del papá primerizo

Aunque sin duda las madres experimentan su justa parte de la ansiedad de los padres primerizos, no olvides que los papás pueden tener ciertos temores que son exclusivos de ellos. Algunos papás pueden sentir que, como hombres, tienen menos idea que su pareja cuando se trata de cuidar a un bebé. Por ejemplo, un papá primerizo puede sentirse preocupado por cambiar los pañales, cargarlo, o hacer cualquiera de las tareas del cuidado diario de este. Además, si mamá se queda en casa, o toma un largo periodo de tiempo fuera del trabajo, para cuidarlo, el papá puede preocuparse de no poder proporcionar lo suficiente o de no ser capaz de cubrir los nuevos costos adicionales.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por josé antonio palafox