Anorexia en adolescentes

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que hace que la gente se obsesione con su peso y la ingesta de alimentos. Los adolescentes que sufren de anorexia se privan a menudo de alimentos y hacen ejercicio en exceso. De acuerdo con MayoClinic.com, la anorexia se desarrolla con mayor frecuencia en la adolescencia. Reconocer los signos tempranos de alerta y buscar un tratamiento adecuado para tu hijo adolescente puede ayudar a superar esta enfermedad y revertir sus efectos.

Señales de alerta

La anorexia suele comenzar cuando un adolescente comienza a tratar de bajar de peso, pero la necesidad de reducir las calorías y hacer ejercicio de forma rápida se convierte en una insalubre espiral fuera de control. Los adolescentes con anorexia pueden expresar un profundo miedo al sobrepeso, cuentan obsesivamente las calorías y se pesan a menudo. Aunque los adolescentes anoréxicos suelen ser delgados, pueden creer que tienen sobrepeso y evitan ciertos alimentos, como los lácteos, la carne o el trigo, con el pretexto de llevar una dieta específica. Los jóvenes anoréxicos suelen estar cansados y letárgicos, y con frecuencia abandonan las actividades sociales, y prefiere estar solos, para mantener el control de su dieta.

Causas

Las causas de la anorexia son desconocidas, aunque probablemente entran en juego una combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales, sugiere MayoClinic.com. Los niños de entre 13 y 17 años pueden desarrollar trastornos alimenticios debido a una mayor carga académica y presión de sus compañeros durante la adolescencia, combinado con los cambios físicos y emocionales que sus cuerpos experimentan. Las personas que tienen tendencia al perfeccionismo también pueden tener tendencia genética a la anorexia y contar con la autodisciplina necesaria para mantener una dieta estricta. KidsHealth.org señala que los trastornos alimenticios con frecuencia se heredan, lo que puede obedecer en parte más a conductas y valores que los adolescentes imitan de sus padres y menos de una verdadera predisposición genética a la anorexia.

Tratamiento

Según la Academia Americana de Pediatría, un adolescente con anorexia está totalmente recuperado cuando come normalmente y es cooperativo en cuanto a sus cambios en la dieta. Los jóvenes con anorexia tienen que someterse a monitorización de los signos vitales y electrolitos, como parte de su recuperación, debido a las complicaciones de salud ocasionadas por la anorexia. Los psicólogos y dietistas a menudo son útiles pues asesoran al adolescente con anorexia en temas de nutrición y le ayudan a recobrar un peso saludable. La terapia individual y familiar es beneficiosa para el tratamiento de las conductas y pensamientos que contribuyen a la anorexia, y los antidepresivos pueden ser prescritos para jóvenes con anorexia que también sufran de depresión u otros trastornos de salud mental.

Complicaciones

La anorexia provoca una serie de complicaciones de salud y, en casos graves, puede ser fatal. Los adolescentes con anorexia sufren con frecuencia de anemia y pérdida ósea, lo que puede aumentar el riesgo de fracturas. Las mujeres que sufren de anorexia puede dejar de tener el período (una condición llamada amenorrea), y los hombres disminuir los niveles de testosterona. Se pueden presentar problemas gastrointestinales, como distensión abdominal y estreñimiento, y ritmos anormales del corazón que pueden conducir a insuficiencia cardíaca. De acuerdo con MayoClinic.com, los adolescentes con anorexia a menudo también sufren de depresión, trastorno obsesivo-compulsivo o trastornos de ansiedad.

Más galerías de fotos



Escrito por carly seifert | Traducido por vittore notabene