Andaderas para bebés y desarrollo

Aunque la American Academy of Pediatrics desaconseja el uso de las andaderas, son todavía comúnmente utilizadas. Aunque ofrecen beneficios, pueden ser peligrosas, especialmente cuando un niño se queda sin supervisión. Además, pueden causar serios efectos secundarios del desarrollo. Es trabajo de los padres considerar las consecuencias futuras de los objetos que un bebé utiliza para asegurar que el niño se desarrolla correctamente.

Beneficios

Según DrGreene.com, los niños entre las edades de 6 y 12 meses pueden desear un medio de auto transportación. Las andaderas pueden ayudar a un niño a mantenerse erguido y a maniobrar alrededor de la habitación sin ayuda. Un niño en una andadera puede estar entretenido durante muchas horas, lo que permite que los padres tengan un tiempo para atender las tareas domésticas o darse una ducha rápida. Las andaderas también pueden ayudar a fortalecer las piernas del bebé.

Efectos

Según Children, Youth and Women’s Health Service, un bebé necesita pasar tiempo en el piso para aprender a gatear, rodar, sentarse y caminar. Debido a esta necesidad física, las andaderas pueden provocar retrasos en la capacidad del niño para caminar, gatear y mantener el equilibrio. Además, DynamicChiropractic.com advierte que una andadera puede causar complicaciones en el desarrollo de la columna, como la asimetría de la espina dorsal o incluso un desequilibrio de los músculos.

Seguridad

Si los padres deciden dejar que su hijo utilice una andadera, Children, Youth and Women’s Health Service advierte que deben tomarse varias medidas de seguridad. Los padres no deben continuar utilizando la andadera cuando el bebé puede sentarse o caminar por su cuenta y el niño sólo debe utilizarla por períodos cortos de tiempo. Ya que las andaderas permiten que los bebés tengan más movilidad, deben ser supervisados y mantenerse alejados de peligros como cables eléctricos, productos de limpieza, escaleras y bebidas calientes.

Tipos

ConsumerReports.com explica que las andaderas vienen en una variedad de formas y estilos. La tradicional tiene un marco moldeado de plástico o de metal con un asiento que suspende desde el centro. Las ruedas situadas en la base proporcionan una manera rápida para que el bebé se transporte. Otros estilos, a veces llamados "centros de actividad móvil", son comúnmente de forma rectangular e incluyen barras de juguetes y bandejas de aperitivos. Sin embargo, también pueden venir en forma de objetos familiares, como coches.

Alternativas

En lugar de usar una andadera, el Dr. Alan Greene sugiere un exersaucer. Este dispositivo permite a un niño estar en posición vertical mientras salta y gira, pero no tiene ruedas para la movilidad. Los exersaucers son considerados seguros para el desarrollo del niño. Además, los juguetes para empujar, como aspiradoras, coches o carretas, ayudan a que el bebé fortalezca los músculos necesarios para caminar. Los padres deben elegir un juguete que incluya una barra para sostenerse y sea lo suficientemente fuerte para evitar que se vuelque.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por mariana groning