Cómo anclar pitones al escalar rocas

Los pitones, también conocidos como pines o clavijas, son estacas metálicas delgadas que clavas en las grietas de una pared de roca para protegerte contra las caídas y para ayudarte en la escalada. Los escaladores en general sólo utilizan pitones cuando ningún otro aparejo te sea útil, ya que estas clavijas son menos fiables y más perjudiciales para la roca que los equipos modernos, como las levas y los tapones. Los pitones están disponibles en varias de formas diseñadas para diferentes aplicaciones. La colocación correcta requiere una gran cantidad de experiencia y conocimientos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Necesitarás

  • Pitones
  • Martillo para pitón
  • Eslingas
  • Mosquetones

Instrucciones

  1. Examina la grieta. Decide si la grieta necesita un pitón; las grietas más grandes normalmente pueden soportar mejor otro tipo de equipo incluyendo levas, tapones y hexes. Coloca las pitones sólo cuando la grieta sea demasiado pequeño para cualquier otro equipo. Trata de colocar el pitón en el punto más ancho de una grieta para que tenga soporte en cada lado por constricción. Las grietas horizontales son preferibles al colocar pitones porque no girarán cuando estén cargados.

  2. Selecciona un pitón. Familiarízate con las aplicaciones propias de cada tipo de pitón que llevas contigo. Selecciona un pitón de un tamaño adecuado para la grieta: uno pitón demasiado grueso para la grieta puede dañar la roca, mientras que un pitón demasiado delgado no "morderá" o logrará afianzarse en la grieta. El pitón debe ser suficientemente largo para proporcionar una protección adecuada pero no debe deslizarse antes de clavarlo Utiliza un pitón maleable como último recurso, pues este tipo es menos confiable que los pitones duros hechos de cromoly (un acero de alto carbono) o de aleación de titanio.

  3. Coloca el pitón y clávalo en la grieta con el martillo. Escucha un zumbido que aumenta su intensidad indicando que el pistón ha sido colocado correctamente. No claves el pitón excesivamente, pues esto puede dañar la roca y dificultar su remoción; ni lo claves a poca profundidad, pues esto lo volverá inseguro.

  4. Toca el pitón colocado para ver si gira; si es así, el perno no se ha coloca correctamente. Si el pitón se desliza antes de que lo hayas colocado completamente, clava el perno en la roca a una profundidad suficiente para apoyar con seguridad una eslinga que colocarás alrededor del pitón.

  5. Coloca un mosquetón (un anillo de metal rectangular con un lado con bisagra a resote) al pitón directamente o por medio de una eslinga. Usr la eslinga en un espacio donde la unión directa permita una carga cruzada, como en una saliente, o cuando el pitón haya tocado fondo. Ata una eslinga al pitón utilizando un enganche perimetral, un nudo de bucle que es común en la escalada, y coloca la cincha tan cerca de la roca como sea posible. Utiliza el mosquetón para sujetar la cuerda o el aparejo.

  6. Retira el pitón cuando termines. Golpea el pitón para girarlo y aflojarlo. También podrías clavar un mosquetón y deslizarte hacia este para tirar del pitón.

Consejos y advertencias

  • Practica con un instructor que tenga experiencia o en instalaciones para escalar en interiores antes de usar pitones al aire libre.
  • La colocación segura del equipo requiere experiencia y conocimiento; si eres principiante, asegúrate de ser supervisado por un escalador experimentado.

Más galerías de fotos



Escrito por calvin harris | Traducido por paulo roldan