Cómo anclar un kayak

Cuando estás en un kayak y quieres pescar o simplemente descansar cuando saliste a remar, un ancla es una herramienta útil. La configuración típica de un ancla consiste del ancla en sí, suficiente línea de ancla para la profundidad del agua en la que te encuentras y un flotador en el extremo de la línea por si tu kayak y el ancla se separan. El ancla adecuada, junto con una buena utilización, puede ayudarte a posicionar tu kayak de manera segura y sin peligro cuando quieras, aún en corrientes bastante fuertes para pescar o simplemente para relajarte y disfrutar de la vista.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Ancla
  • Cuerda de ancla
  • Flotador de gomaespuma

Instrucciones

  1. Selecciona un ancla pequeña que sea fácil de transportar en el espacio limitado de un kayak. Paddling.net recomienda anclas plegables de entre 1,5 y 3 libras (0,68 y 7,62 kilogramos) con forma de garfio.

  2. Ata entre 50 y 100 pies (15,24 y 30,48 metros) de cuerda de nailon para anclas al ancla, dependiendo de la profundidad del agua en la que normalmente estés con tu kayak. Un buen parámetro es tener 7 pies (2,13 metros) de línea por cada pie de agua (0,3 metros). Una línea de 100 pies (30,48 metros) hará que tu kayak se ancle fácilmente en aguas de 10 pies (3,05 metros) de profundidad o menos.

  3. Une el flotador de gomaespuma al otro extremo de la línea de tu ancla. En el caso de que debas soltar tu ancla, el flotador te permitirá tomarla luego.

  4. Rema a la posición en la que quieras poner el ancla. Abre los brazos del ancla y lánzala ligeramente lejos de ti. Espera a que el ancla se hunda en el fondo y luego tira de ella para establecerla en el fondo.

  5. Deja que la línea del ancla se hunda hasta que alcances la longitud adecuada para la profundidad del agua.

  6. Ata la línea del ancla a la cornamusa de la proa o la popa de tu kayak utilizando un nudo de vuelta de cornamusa. Dale una vuelta a la línea del ancla formando un "8" alrededor de la cornamusa y luego deslizando el extremo de la línea debajo del último círculo; tira del nudo para que quede ajustado.

Consejos y advertencias

  • Si quieres elegir fácilmente entre el anclaje de proa y el de popa, considera instalar un sistema de traslado en tu kayak. Este sistema consiste de un conjunto de poleas que se unen en extremos opuestos del kayak con una línea en bucle en una de las poleas que se une a la línea del ancla. Esto permite que puedas mover la línea del ancla entre la proa y la popa a lo largo de la línea en bucle y el sistema de poleas.
  • Los kayaks están diseñados para moverse con la corriente. Nunca ancles tu kayak por uno de sus lados para evitar que la corriente y el ancla provoquen que tu bote se vuelque.

Más galerías de fotos



Escrito por frank whittemore | Traducido por azul benito