Anatomía muscular del muslo

El muslo se compone por varios grupos musculares que trabajan con la pierna inferior y la cadera para producir movimiento. No solo el grupo funciona por sí mismo en las actividades diarias sino que todos los músculos del cuerpo están conectados por nervios, vasos sanguíneos y tejidos conectivos llamados fascia, según el manual del terapeuta Thomas Myers, autor de "Anatomy Trains". Si una parte del muslo está débil o dañada, puede afectar a la movilidad de la cadera, el torso, los hombros y las piernas más bajas.

Anatomía funcional

Los músculos del muslo están conectados por las capas de la fascia que los conectan a los músculos de la cadera, la espalda y las piernas más bajas, según Myers. Trabajan con la cadera para producir la locomoción para caminar y escalar y para estabilizar la pierna y la pelvis al levantarte y moverte. También trabajan juntos para proporcionar potencia, fuerza y velocidad al patear una pelota o levantar un objeto pesado desde una posición en cuclillas profunda. Muchas personas que ejercitan sus piernas tienden a aislar los grupos musculares individuales, como el cuádriceps y los isquiotibiales. Aunque esta técnica de aislamiento estimula el grupo muscular, no hace nada para mejorar el movimiento y el rendimiento deportivo.

Impulsores

El cuádriceps y los isquiotibiales son la fuerza motriz para el muslo, y extienden y flexionan la pierna, respectivamente. Los cuádriceps, que se encuentran en la parte delantera del muslo, consisten en el músculo recto femoris, que está rodeado por el vastus intermedius, medialis y lateralis, según el fisiólogo Gerald Tortora, autor de la serie de "Principles of Anatomy". Los cuádriceps se originan en la parte inferior de la pelvis de varios tendones y se insertan en el tendón de la rodilla. El tendón isquiotibial, que se encuentra en la parte posterior del muslo, se compone del bíceps femoral, semimembranoso y semitendinoso. Los tendones isquiotibiales se originan en la parte superior y posterior del fémur y se inserta en la parte posterior de la rodilla.

Rotadores

Varios músculos en el muslo conectan la pelvis y rotan la pierna izquierda y derecha. El músculo sartorio corre hacia abajo y a través del muslo por la parte inferior de la pelvis y en la rodilla interna. El músculo gracilis corre por la superficie del muslo interno entre la ingle y en la rodilla interna. El tensor fasciae latae, o TFL, es un pequeño músculo que se extiende desde el lado de la cadera hasta la parte superior externa del muslo. Éstos trabajan con el cuádriceps, los tendones isquiotibiales, nalgas y rotadores profundos de la cadera para rotar la pierna.

Estabilizadores

Los músculos estabilizadores del muslo mantienen una alineación correcta de las piernas, pelvis y los pies cuando te mueves. Estos incluyen músculos en tus muslos externos e internos, según Myers. La banda iliotibial, o banda de IT, no es un músculo, sino una fuerte envoltura de tejidos conectivos que se extiende desde la parte superior de una parte de la pelvis hasta la rodilla externa externa. Se conecta a tu TFL, los cuádriceps y los isquiotibiales para evitar la excesiva rotación interna cuando te mueves. El muslo interno se compone del longus aductor, brevis, minimus y magnus. Todos ellos trabajan juntos para mover la pierna hacia el centro de tu cuerpo y ayudar a la rotación de la cadera y la pierna. También evitan la excesiva rotación externa de la pierna cuando te mueves.

Percepción experta

Cuando realizas ejercicios de musculación para las piernas, haz ejercicios de cuerpo completo en lugar de aislar los grupos musculares en máquinas, sugiere el fisioterapeuta Gray Cook. Los ejercicios como las sentadillas, estocadas y subidas fortalecen todos los músculos de los muslos, caderas, piernas y parte superior del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por nick ng | Traducido por marcela carniglia