Los analgésicos de venta bajo receta más populares

El dolor es una de las razones más comunes por las que las personas buscan tratamiento médico y los analgésicos se recetan para muchas afecciones diferentes. Según un informe del IMS Institute for Healthcare Informatics, el Vicodin, la combinación de las drogas hidrocodona/acetaminofén, fue el analgéso recetado más frecuentemente en EE.UU. en 2011. Otros analgésicos populares son la oxicodona (OxyContin), la oxicodona/acetaminofén (Percocet), la gabapentina (Neurontin), el ibuprofeno recetado (Motrin) y el tramadol (Ultram).

Hidrocodona con acetaminofén

La hidrocodona es un analgésico opioide, de la misma clase de drogas que la morfina. El acetaminofén es un analgésico no opioide que aumenta los efectos de la primera. La hidrocodona con acetaminofén alivia el dolor moderado a intenso, como el que ocurre luego de un procedimiento quirúrgico menor. Los efectos secundarios más comunes son mareos, malestar estomacal, estreñimiento, dolor de cabeza, visión borrosa y sequedad en la boca. Como todos los analgésicos opioides, la hidrocodona puede crear hábito. Es importante no tomar mas que la dosis recetada de este medicamento ya que una sobredosis de acetaminofén puede producir daño hepático. Contacta a tu médico inmediatamente si experimentas náuseas, dolor de estómago, pérdida del apetito, orina oscura, heces arcillosas o color amarillento en la piel o los ojos. El acetaminofén también puede producir una reacción en la piel rara pero grave que puede llegar a ser mortal. Busca atención médica inmediata si presentas enrojecimiento de la piel o erupciones que se diseminan y producen ampollas y descamación.

Oxicodona con y sin acetaminofén

La oxicodona (OxyContin) y la oxicodona con acetaminofén (Percocet) son analgesicos opioides usados para el dolor intenso o el dolor que no se alivia con otros analgésicos, como el dolor producido por el cáncer. Estos medicamentos a menudo se recetan cuando el dolor impide la capacidad de funcionar en la persona. Sus efectos secundarios son similares a los de la hidrocodona e incluyen constipación, náuseas, vómitos y mareos. Los efectos secundarios del acetaminofén también corresponden a la oxicodona con esta droga.

Gabapentina

La gabapentina (Neurontin) es un analgésico recetado frecuentemente pero que no es narcótico. Fue desarrollado como anticonvulsivante y afecta a las sustancias químicas involucradas en las convulsiones y el dolor neurológico causado por un trastorno del sistema nervioso. La gabapentina es usada para los dolores producidos por la culebrilla y el hormigueo o dolor en las manos y los pies. Los efectos secundarios comunes incluyen mareos, confusión, retención de líquidos y aumento de peso. También puede producir visión borrosa y pensamiento lento.

Ibuprofeno recetado

El ibuprofeno recetado (Motrin) es otro analgésico importante en Estados Unidos y es una droga antiinflamatoria no esteroide que disminuye la inflamación y el dolor en el cuerpo. Es usada para el dolor leve a moderado, como el de la artritis. Como todos los antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, según sus siglas en inglés) el ibuprofeno aumenta el riesgo de ataque cardíaco y ataque cerebrovascular, por lo que debe ser usado con precaución en aquellas personas que tienen un alto riesgo de padecer estas enfermedades. Contacta a tu médico inmediatamente si notas síntomas de sangrado digestivo como heces negras y alquitranadas, toses con sangres o tienes vómitos similares a granos de café molido.

Tramadol

El tramadol (Ultram) es otro analgésico popular entre los estadounidenses. Es un analgésico similar a los narcóticos usado para tratar el dolor moderado a moderadamente intenso, como el ocasionado por una cirugía o artritis en las rodillas, espalda, caderas y manos. El tramador puede crear hábito. También puede aumentar el riesgo de padecer convulsiones, lo que es más probable en personas con antecedentes, con trastornos metabólicos o que estén tomando otros medicamentos. Habla con tu médico sobre otros medicamentos que estés tomando antes de comenzar con el tramadol.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne matthews | Traducido por paula santa cruz