Cómo añadir humedad al cabello seco de hombre

Escrito por m.h. dyer | Traducido por eliana belen doria
Tómate tiempo para enjuagar todo rastro de champú de tu pelo.

El pelo suave y brillante no es sólo para las damas. Algunos hombres pueden limitar el cuidado del cabello a una pequeña cantidad de champú genérico en la ducha seguido de un peinado rápido, mientras que otros pueden optar por geles para el cabello o técnicas de secado. De cualquier manera, un poco de atención adicional y una hidratación saludable puede convertir el pelo seco, opaco y sin vida de los hombres a un pelo suave, sano y brillante.

Lávate el cabello sólo cuando lo necesitas, dado que un lavado frecuente quita la humedad natural del cabello. Lávate el pelo todos los días si se ensucia en el trabajo o si haces ejercicio. De lo contrario, puede ser suficiente lavarlo cada dos o tres días.

Lávate el cabello con agua tibia y un champú suave con una fórmula especialmente diseñada para pelo seco, o utiliza un champú anticaspa si notas copos blancos. Enjuágalo bien, ya que los residuos de champú hacen que el pelo tenga un aspecto apagado y sin vida. Evita el agua caliente para el lavado con champú y el enjuague; el agua caliente seca el cabello.

Utiliza un acondicionador hidratante luego del champú para suavizar el cabello y ayudar a mantener la humedad natural. Masajea el acondicionador suavemente por el cabello hasta cubrir todo el pelo, y luego deja reposar el producto durante cinco minutos antes de enjuagarlo a fondo. Acondiciona tu cabello en la ducha para proporcionarle humedad, incluso en los días que no utilices champú.

Aplica un spray térmico protector o una loción si utilizas un secador de pelo. Fija la secadora en el nivel más bajo, y luego mantén el secador en movimiento para evitar que el calor se concentre en un sólo punto.

Acondiciona tu cabello de manera profunda semanalmente para nutrirlo y aumentar su humedad. Coloca cantidades iguales de aceite de oliva y aceite de coco en un cuenco, luego coloca el recipiente en el microondas y calienta los aceites a una temperatura confortable. Masajea los aceites con los dedos por tu cabello, y luego péinalo para distribuir los aceites de manera uniforme. Deja reposar el aceite en el cabello durante tres o cuatro horas, y luego dúchate y acondiciónalo. Para una mayor comodidad, puedes usar una gorra de baño mientras esperas.

Masajea unas gotas de aceite de oliva, jojoba, aguacate o coco en el cabello según sea necesario, para proporcionar un control y agregar humedad adicional. Evita utilizar productos para el cabello con fragancias o alcohol, que secan el pelo rápidamente.