¿Los anacardos con sal son sanos para ti?

Los anacardos son legumbres y contienen una gran cantidad de beneficios nutricionales, incluyendo los tres macronutrientes y numerosas vitaminas y minerales. Como su nombre lo indica, los anacardos salados contienen más sodio que los anacardos crudos, que pueden ser una desventaja nutricional. Cuando se consumen con moderación, los anacardos salados pueden ayudar a satisfacer algunas de tus necesidades nutricionales diarias.

Grasas sanas

Los anacardos salados contienen una cantidad significativa de grasa, aunque la mayoría es grasa insaturada saludable. De los 13,14 g de grasa en una oz de anacardos salados, 7,74 g existen en forma de grasas monoinsaturadas, mientras que 2,22 g son grasas poliinsaturadas. Tanto las grasas monoinsaturadas como las poliinsaturadas pueden ayudar a reducir el colesterol malo en la sangre y mejorar la salud cardiovascular. Las grasas poliinsaturadas pueden ayudar a regular los niveles de glucosa en la sangre y reducir el riesgo de diabetes tipo 2, así, según la Mayo Clinic.

Carbohidratos y proteínas

Los anacardos salados son naturalmente ricos en carbohidratos y proteínas. Tu cuerpo necesita carbohidratos para la energía, mientras que la proteína ayuda a sintetizar y reparar el tejido celular. Una dieta de 2,000 calorías requiere de alrededor de 225 g de carbohidratos y 50 g de proteína al día. Una ración de 1 oz de anacardos salados contienen 9,27 g de hidratos de carbono y 4,34 g de proteína, o aproximadamente el 4 y el 9% de las necesidades mínimas diarias del adulto típico de estos macronutrientes, respectivamente.

Minerales

Los minerales son micronutrientes, o sustancias inorgánicas que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para regular todas sus funciones celulares y metabólicas. El cuerpo no puede producir minerales, por lo que debe satisfacer sus necesidades de minerales a través de consumir una variedad de alimentos. Los anacardos salados contienen 10 minerales. Son particularmente ricos en magnesio y cobre. El magnesio ayuda a regular las contracciones musculares, ciertas enzimas corporales, transporte de energía y la producción de proteínas, mientras que el cobre ayuda a la formación de las células rojas de la sangre. Los anacardos salados también contienen cantidades pequeñas a moderadas de calcio, hierro, fósforo, potasio, sodio, zinc y selenio.

Vitaminas

Al igual que los minerales, las vitaminas son micronutrientes que el cuerpo generalmente no puede producir por sí mismo. Los anacardos salados no son particularmente altos en una vitamina, sino que contienen pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B, vitamina E y vitamina K. Las vitaminas B ayudan a convertir los carbohidratos en energía utilizable. La vitamina E es un antioxidante que ayuda a prevenir el daño celular, y la vitamina K ayuda con la formación de coágulos de sangre.

Desventajas

Aunque los anacardos salados contienen una serie de nutrientes beneficiosos, contienen una cantidad moderada de sodio y grasas saturadas. El sodio es un mineral que puede ayudar a promover la hidratación y regular la función del sistema nervioso central, pero el exceso de sodio puede causar presión arterial alta, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las grasas saturadas puede aumentar el colesterol en sangre y promover problemas cardiovasculares también. La American Heart Association recomienda que los adultos limiten el sodio y la ingesta de grasas saturadas a 1500 mg y 7% de su consumo total de calorías cada día, respectivamente. Una ración de 1 oz de anacardos salados contiene 181 mg de sodio y 2,6 g de grasas saturadas, o alrededor de 16% del límite recomendado por la AHA para una dieta de 2,000 calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por graham ulmer | Traducido por verónica sánchez fang