Sobre los amortiguadores para las raquetas de tenis

Una raqueta de tenis que golpea una pelota envía vibraciones por el marco y hasta la empuñadura. Sin importar que la raqueta sea de madera o de grafito, barata o cara, las vibraciones serán sentidas por el jugador en cada tiro. Algunos creen que el uso de amortiguadores de vibraciones, que son dispositivos que se fijan directamente a las cuerdas de las raquetas, tiene el efecto de disipar las vibraciones y cambiar la sensación de contacto entre la raqueta y la pelota. Sin embargo, la investigación en el tema refuta esa noción.

¿Qué causa la vibración?

De acuerdo con Yohan Chang, las vibraciones del marco en una raqueta de tenis se derivan de la variación de la energía cinética tras el impacto con la pelota. Una raqueta debe tener un cierto grado de flexibilidad — lo que permite el curvado del marco y las vibraciones subsecuentes al realizar un tiro —, ya que una raqueta demasiado rígida acabará pasando todo el choque del impacto al brazo del jugador. Aún no se demuestra que un exceso de vibración cause codo de tenista u otra condición relacionada, aunque las vibraciones pueden irritar lesiones existentes.

Tipos de amortiguadores

La leyenda del tenis René Lacoste inventó el primer dispositivo antivibración en 1960, una indicación de que los intentos para manejar las vibraciones en las raquetas han existido por bastante tiempo. Los amortiguadores más modernos están hechos de plástico y se ajustan entre las dos cuerdas principales centrales (las cuerdas que van desde la parte superior hasta la parte inferior de la raqueta). Un enfoque menos costoso y hecho en casa para amortiguar la vibración implica el uso de una banda de goma. Se ata alrededor de la parte inferior de las cuerdas principales centrales y tiene el mismo efecto básico que la versión comercial. De hecho, André Agassi usa esta técnica de amortiguación en sus raquetas.

Qué dice la ciencia

Cuando se trata de amortiguadores de raquetas de tenis, la ciencia tiene respuestas muy claras en cuanto a los beneficios. En pocas palabras, los amortiguadores de vibración no funcionan y no tienen utilidad científica alguna, según un estudio de la University of Birmingham en Inglaterra. Los resultados de esa investigación mostraron que todo lo que hacen los dispositivos de amortiguación es alterar el sonido de la raqueta en el impacto. El razonamiento detrás de esta conclusión se centra en el hecho de que los accesorios de amortiguación son demasiado pequeños en relación a la raqueta como para absorber un nivel significativo de vibración.

Formas más eficaces de amortiguación

El hecho de que los dispositivos antivibratorios tradicionales no tengan el efecto deseado no significa que no haya maneras para reducir la vibración en las raquetas. Yohan Chang escribe sobre el uso potencial de un peso en el extremo de la empuñadura, lleno de arena. Según Chang, el peso adicional tiene el efecto de disipar una porción importante del exceso de energía que viaja por el marco. Además, Chang se refiere al sistema Pro Kennex Kinetic, presente en las raquetas de marca Pro Kennex, el cual incorpora masas de partículas en la cabeza de la raqueta para crear el mismo efecto.

Efectos psicológicos y físicos

A pesar de la evidencia científica, los tenistas de la talla de Rafael Nadal y Andy Roddick continúan utilizando amortiguadores de vibración. Una explicación posible, de acuerdo con François-Xavier Li, es el efecto psicológico. Lie sugiere que los jugadores que creen que los dispositivos funcionan eligen la comodidad de tenerlos en sus raquetas. Lo mismo es probablemente cierto para otros jugadores de todos los niveles que los utilizan. El codo de tenista y la tendinitis (que a veces se piensa que son paliados por los amortiguadores) claramente no se benefician de los dispositivos, aunque algunos jugadores pueden creer que sí lo hacen.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin bliss | Traducido por gerardo núñez noriega