Cómo amoldar los zapatos nuevos de lona

Lo bueno de los zapatos de lona es que combinan con una gran variedad de atuendos. La parte no tan buena es que demoran un poco en amoldarse. La parte interior del zapato puede rozar contra tus pies, causando ampollas o llagas, incluso aunque tengan el tamaño adecuado y te queden bien. Para evitar dañarte los pies, amolda los zapatos nuevos de lona antes de usarlos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Medias
  • 2 frascos

Instrucciones

  1. Toma cada zapato dóblalo hacia atrás y hacia adelante en forma lenta y suave; luego hazlo de lado a lado. No los dobles demasiado rápido o puedes crear pliegues en el zapato. Al hacerlo lentamente ayudas a que el material se afloje.

  2. Ponte un par de medias y luego los zapatos. Párate en el lugar e inclínate hacia adelante y atrás para doblar las suelas y aflojar el material. Párate sobre los dedos de los pies y luego apóyate en los talones varias veces para amoldar aún más los zapatos.

  3. Usa los zapatos en tu casa durante varios días antes de usarlo en el exterior. Esto te ayudará a amoldar los zapatos mientras tienes la opción de quitártelos cuando comienzan a dolerte los pies. Una vez que los uses alrededor de tu hogar sin problemas, puedes usarlos fuera de la casa.

  4. Estira el material usando frascos si los zapatos de lona aún están muy ajustados. Pon un frasco en cada zapato. Usa un frasco de cualquier tipo o tamaño que tengas a mano y que quepa dentro del zapato. Deja los frascos durante toda la noche. Esto estirará el material si el calzado te queda un poco apretado.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por alejandra prego