Cómo amoldar unos patines nuevos

Ya sea que quieras participar de competencias de patinaje o partidos de hockey sobre patines, necesitas un buen par de patines de línea, cuya marca más conocida es Rollerblades. Cuando compras un nuevo par, la rigidez de la estructura externa puede ser incómoda al principio. Al elegir el calce adecuado, tendrás mayores posibilidades de lograr esa comodidad que te brindan los patines viejos. Los usados son más flexibles y cómodos, y hay menos posibilidades de que causen ampollas o lastimaduras luego de un juego.

Calce y tamaño adecuado

Si no eliges el calce correspondiente de los Rollerblades, no se gastarán de forma adecuada, sin importar cuánto los uses. Es importante que el empleado de la tienda de deportes te mida el pie antes de que elijas el nuevo par. Los patines deben quedar justos. En general, si los dedos quedan doblados en la punta, son demasiado pequeños; y si puedes mover los dedos libremente en el interior, son demasiado grandes. Si bien el número es el mismo que el de los zapatos, el calce no. Busca unos que te queden más ajustado en la parte superior del pie, para lograr el calce justo.

Accesorios

Utilizar el tipo adecuado de calcetines con los patines te ayudará a amoldarlos más rápido, en base al equipo que utilizas cuando patinas. Siempre usa calcetines, o pueden producirse ampollas, y el forro interno del patín se puede arruinar. En cambio, busca calcetines deportivos entre medianos y gruesos que lleguen tan arriba como la parte superior de la bota del patín. Si usas siempre los mismos calcetines, amoldarás los patines de forma pareja y siempre te calzarán a la perfección.

Cordones

Andar con los patines sueltos no solo es peligroso para los tobillos, sino que además puede afectar el proceso de desgaste de los patines. Si no calzan bien, no amoldarás los costados de manera que te queden más cómodos. Si tienen cordones, tira de cada uno con fuerza a lo largo de toda la extensión del patín y luego ata. Si tienen cierres de plástico, tira de la solapa hasta que queden firmes, pero no demasiado ajustados, a lo largo de la parte inferior de la canilla, el tobillo y el pie, luego traba.

Uso frecuente

La mejor manera de amoldar un par de patines es usarlos con frecuencia. A medida que patinas, se ablandan, de acuerdo con tu andar, la forma de tu pie y la presión que apliques en ciertas zonas. Si bien los nuevos pueden no sentirse igual que los blandos y cómodos patines viejos, se volverán más cómodos a medida que los utilices.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por pilar celano