Amargura en los adolescentes

La amargura es un sentimiento que se deriva del coraje, resentimiento y dolor. En los adolescentes, se puede manifestar a través de comportamientos desafiantes y negativos. Los adolescentes que muestran amargura pueden parecer deprimidos y usualmente tienen una visión negativa del mundo. Para detectar amargura en adolescentes, los padres deben examinar las causas de esas emociones. Si tu adolescente es incapaz o no quiere decir por qué siente amargura, deberías considerar la asesoría profesional.

Causas

La amargura puede derivarse de varias causas, explica Salud Fascinante (Charming Health), un sitio web de consulta terapéutica. Por ejemplo, en adolescentes, la amargura puede derivarse de pérdidas, como la muerte de un ser querido o un divorcio. También puede surgir de desilusiones, como el no ser aceptado en la universidad o una mala ruptura amorosa. Así mismo, la amargura puede surgir de conflictos familiares, abuso verbal, rechazo o "bullying". Dicho esto, un nivel de amargura en el desarrollo del adolescente es normal, de acuerdo con el Doctor Don Fontenelle, psicólogo de niños y adolescentes con más de 35 años de experiencia. Mientras que es frustrante para padres y adolescentes, algunas actitudes de amargura se resolverán por sí solas una vez que el adolescente madure y desarrolle habilidades para adaptarse más saludables.

Reconocer la amargura

Megan Devine, una asesora clínica profesional licenciada (Licensed Clinical Professional Counselor), recomienda a los padres que eviten peleas de poder con los adolescentes que muestran actitudes desafiantes, opositoras y de amargura. Si embargo, los padres pueden ayudar a detectar sentimientos de amargura evaluando las reacciones emocionales del adolescente y respondiendo al enojo y dolor con empatía. Con eso en mente, aunque aceptar la amargura del adolescente puede ayudar a que él se sienta escuchado y entendido, es de igual importancia para los padres mantener unas reglas realistas, expectativas y límites. Aún cuando el adolescente esté lidiando con la amargura, enojo o dolor, se debe enfatizar la importancia de una actitud respetuosa que pueda ayudar a que el adolescente tenga éxito en muchas facetas de la vida.

Refuerzo positivo

Para los adolescentes que muestran amargura hacia los padres, usar el refuerzo positivo puede reducir algunas de las actitudes de amargura. Por ejemplo, si un niño se siente criticado por sus padres y piensa que no puede vivir con estándares específicos, podría demostrar amargura y resentimiento. Sin embargo, elogiando los esfuerzos del adolescente y demostrándole amor y apoyo, él podría empezar a desarrollar una actitud más positiva.

Problemas de salud mental

Aunque la amargura usualmente se deriva de relaciones con poca interacción y factores estresantes del día a día, también puede ser una señal de un problema mental más severo. Por ejemplo, los adolescentes diagnosticados con depresión severa, trastorno distímico, trastorno negativista desafiante y trastorno de vinculación reactiva pueden manifestar amargura, particularmente hacia los padres y figuras autoritarias. Para estos adolescentes la asesoría profesional, incluyendo terapia cognitiva del comportamiento, puede ser exitosa al ayudarle a reemplazar actitudes de amargura con patrones de pensamiento más saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por anna green | Traducido por anabel vazquez