Cómo amamantar a un bebé de día y darle el biberón de noche

Aunque la American Academy of Pediatrics recomienda amamantar exclusivamente a los bebés hasta que tengan por lo menos seis meses, complementar con leche de fórmula también tiene sus beneficios. Amamantarlo de día y darle el biberón de noche te permitirá dormir más. También le permitirá a tu pareja participar más en la alimentación del bebé. Asimismo, los bebés que toman suficiente cantidad de leche de fórmula durante la noche, no necesitan el suplemento de vitamina D que necesitan los bebés a los que se los amamanta en exceso. Si tienes algún tipo de pregunta o preocupación sobre el proceso, ponte en contacto con tu médico o asesor de lactancia para que te aconseje.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Espera a que tu producción de leche se establezca antes de complementar la alimentación de tu bebé con leche de fórmula. Espera por lo menos tres semanas antes de ofrecerle el biberón, sugiere el sitio web AskDrSears.com.

  2. Compra la leche de fórmula adecuada para tu bebé. A la mayoría de los bebés les va bien con la leche de fórmula que es a base de leche de vaca, con DHA y hierro. Pero los bebés que son alérgicos o sensibles a la leche tal vez necesiten leche de fórmula a base de soja. Si no estás seguro qué tipo de leche usar, pregúntale a un médico.

  3. Prepara el biberón con leche de fórmula según las instrucciones del paquete. La preparación depende de si usas leche en polvo, líquida o una mezcla lista para comer. Esta leche se mantiene fresca en el refrigerador hasta 24 horas.

  4. Si es posible, busca a otra persona para que alimente al bebé durante la noche. Puedes minimizar las probabilidades de que tu bebé quiera que le des el biberón en vez del pecho durante el día haciéndolo creer que tú le das el pecho y los demás el biberón, recomienda el sitio web KidsHealth.org.

  5. Por la noche, ofrécele a tu bebé el biberón con leche de fórmula en vez del pecho. Si normalmente come varias veces a lo largo de la noche, sustituye una comida por vez y avanza gradualmente para que todas las comidas de la noche sean con leche de fórmula.

  6. Extráete leche en la noche. Si deseas minimizar la producción de leche a la noche, extraéte lo justo para evitar sentirte hinchada o incómoda. Si quieres estimular a tu cuerpo para que siga produciendo leche a lo largo de la noche aunque no estés amamantando a tu bebé, usa un sacaleche y guarda la leche que juntes para usarla durante el día.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth wolfenden | Traducido por noelia menéndez