La altura y el peso medio de los niños de 10 años

Los Centers for Disease Control and Prevention o CDC, mide a los niños según los percentiles o cómo se comparan con otros niños del mismo género y edad. Un niño puede estar en un percentil superior mientras que otro podría estar en la parte inferior, sin embargo ambos pueden estar perfectamente sanos y crecer sólo como debería estar. Al juzgar la estatura y el peso de un niño de 10 años, existen otros factores a tomar en consideración.

Gráficas de crecimiento

El CDC creó las curvas de crecimiento utilizadas por la mayoría de los médicos en Estados Unidos y las actualizan regularmente, más recientemente en el año 2000. Una gráfica de crecimiento mide donde un niño de una edad determinada se clasifica en términos de peso, altura e índice de masa corporal o BMI. Se mide como un percentil. Un niño medio mediría en algún lugar el 50° percentil en estas tres categorías. Por ejemplo, una niña de 10 años que mida cuatro pies y siete pulgadas de altura y pese 74 libras estaría en el 53% para el peso y el percentil de altura, promedio de 58. Esto significa que el 53% de las niñas de 10 años pesan menos que ella y el 58% de las niñas de 10 años son más bajas que ella.

Índice de masa corporal

El BMI es un número derivado de la correlación del peso y de la altura y también se mide en tablas de crecimiento de los CCD. En general, refleja la cantidad de grasa lleva un niño en su estructura. A veces, sin embargo, puede ser engañosa. Por ejemplo, un adolescente afroamericano atlético puede tener un BMI muy alto debido al músculo masivo en lugar de grasa. Si deseas determinar el BMI de tu hijo, hay calculadoras disponibles en Internet, en las cuales puedes introducir información aplicable como la edad, peso, altura y sexo. Una niña de 10 años que mida cuatro pies y siete pulgadas de altura y pese 74 libras tendría un BMI de 17,2. Esto la pone en el 56% de BMI, que es sano.

Implicaciones del IMC

Cuanto mayor sea el BMI del niño, más probable es que tenga sobrepeso. Según los CDC, un muchacho de 10 años que mida cuatro pies y siete pulgadas de alto y pese 99 libras tendría un BMI de 23 y sería obeso. Cae en el percentil de 95 en la tabla de crecimiento y el 95% de los niños varones de su misma edad tienen un BMI menor que él. Un BMI saludable para un niño de 10 años sería aproximadamente de 18, igual a una chica.

Señales de advertencia potencial

Un BMI muy alto puede indicar un problema de peso para tu niño y podría ser un problema. Sin embargo, con el peso y la altura, los médicos no están necesariamente preocupados por cómo un niño se compare con otros niños, sino sobre cómo se compara con el mismo. El crecimiento de los niños generalmente seguirá un patrón. Podría ser un motivo de preocupación si sus percentiles de peso y de altura están cayendo constantemente con el tiempo. Alternativamente, sus percentiles de peso y de altura no podrían aumentar al mismo ritmo a medida que crece. Si está ganando peso más rápido de lo que está creciendo, esto también podría ser un motivo de preocupación, especialmente si su BMI está aumentando en consecuencia.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por maria gloria garcia menendez