El ajo para los altos niveles de triglicéridos

Además de aromatizar muchos tipos de alimentos, el ajo es ampliamente utilizado como un medicamento natural, especialmente para tratar muchos factores que contribuyen a la enfermedad cardíaca, incluyendo los altos niveles de triglicéridos. Sin embargo, la evidencia que apoya el uso del ajo para reducir los niveles de triglicéridos y otros factores de riesgo cardiovascular no siempre es sólida. Al igual que otras medicinas alternativas, consulta a tu médico antes de usarlo para reducir tus niveles de triglicéridos.

Triglicéridos

Los triglicéridos son un tipo de moléculas que tu cuerpo utiliza a menudo para almacenar y transportar grasa. Los niveles altos de triglicéridos en la sangre a menudo se asocian con un mayor riesgo de enfermedades del corazón. Muchos estudios han examinado el efecto de los suplementos de ajo en la reducción de los niveles de triglicéridos y encontraron resultados contradictorios. Cuando se examina en su conjunto, el tratamiento con ajo no parece reducir significativamente los niveles de triglicéridos en la sangre, según un análisis a gran escala publicado en la edición de abril de 2009 de "Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics".

Otros tipos de colesterol

También se presume que el ajo reduce los niveles de colesterol en la sangre, incluyendo el colesterol total y la lipoproteína de baja densidad, también conocida como LDL (por sus siglas en inglés) o colesterol "malo". En cambio, los niveles de lipoproteína de alta densidad, también llamada HDL (por sus siglas en inglés) o colesterol "bueno", supuestamente aumentan con este tratamiento. Sin embargo, el examen de la investigación disponible sugiere que el ajo no tiene ningún efecto significativo sobre el colesterol total, LDL o HDL, informa el estudio publicado en "Journal of Clinical Pharmacy y Therapeutics".

Beneficios del ajo

El ajo puede proporcionar beneficios para otros factores de riesgo asociados con la enfermedad cardiovascular. La aterosclerosis, también conocida como endurecimiento de las arterias, es un factor de riesgo para enfermedades del corazón, y el ajo parece ser eficaz para retrasar su progresión, informa MedlinePlus. También puede ser capaz de reducir la presión arterial, aunque el efecto parece ser más bien pequeño, con un intervalo de 5 a 10 por ciento, de acuerdo con New York University Langone Medical Center.

Efectos secundarios

Si estás decidiendo si debes o no tomar ajo para bajar tus niveles de triglicéridos, es posible que desees tener en cuenta sus posibles efectos secundarios. Los efectos secundarios más frecuentes son un fuerte olor a ajo en el cuerpo y el aliento. En ciertos casos, las altas dosis de ajo pueden causar acidez estomacal, flatulencia, náuseas, vómitos o diarrea, advierte Medline Plus. También puede tener efectos anticoagulantes y aumentar el riesgo de sangrado excesivo.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew busse | Traducido por barbara obregon