¿Es alto el nivel de colesterol 158 LDL?

Aproximadamente el 17 por ciento de los adultos estadounidenses tienen colesterol alto, informa Centers for Disease Control and Prevention. Si estás entre ellos, te enfrentas a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular que aquellos con niveles saludables de colesterol. Tu lipoproteína de baja densidad, el colesterol LDL, aumenta mayormente el riesgo de estas condiciones; saber la diferencia entre los niveles saludables y no saludables ofrece una mejor línea de defensa para tu corazón.

Colesterol LDL saludable

Tus niveles de colesterol LDL tienen cinco categorías: óptimos, casi óptimos, límite alto, alto y muy alto. Una medición de 130 a 159 mg/dL te coloca en el rango de límite alto, un área que puede representar un riesgo para la salud según el número de factores de riesgo que tengas para las enfermedades del corazón, aparte de tu nivel de colesterol. Tu médico va a tomar todo esto en cuenta antes de determinar cómo tratar tu condición.

Factores de riesgo

Además del colesterol alto, la obesidad, un estilo de vida inactivo y el tabaquismo aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Los antecedentes familiares de enfermedades del corazón son otro factor, junto con condiciones médicas tales como diabetes y presión arterial alta.

Determinación del tratamiento

Aunque un nivel de LDL de 158 mg/dL está en el límite alto, esto puede ser más peligroso para algunas personas que para otras. En la mayoría de los casos, tu médico primero decidirá tratar con cambios en la dieta y estilo de vida. Si padeces enfermedad del corazón y un nivel de LDL de 130 mg/dL o más, puede ser necesario el tratamiento con medicamentos, incluso después de los cambios de estilo de vida. La medicación suele ser una opción si tienes dos o más factores de riesgo para enfermedades del corazón, junto con un nivel de colesterol de 160 mg/dL o más, de acuerdo con la American Heart Association.

Cambios en la dieta y estilo de vida

Los cambios en la dieta y estilo de vida incluyen la pérdida de peso, comer menos grasas saturadas y trans, y el aumento de la fibra dietética. La obesidad es un factor de riesgo común para el colesterol alto; por lo general uno acompaña a la otra. Debes contar con la ayuda de un dietista para asegurar un plan de alimentación lo más saludable posible. Las grasas saturadas, como la carne roja, productos lácteos de grasa entera, yema de huevo y aceite vegetal, afectan negativamente a tu nivel de colesterol LDL. Limita su consumo a menos del 7 por ciento de tus calorías diarias, recomienda Mayo Clinic. Las grasas trans se encuentran en productos horneados y bocadillos. Estos son peores que las grasas saturadas y deben ser eliminados por completo. Los alimentos ricos en fibra como la avena, verduras, frutas, lentejas, legumbres y granos enteros ayudan a reducir el colesterol LDL mediante la absorción en los intestinos y eliminándolo de tu cuerpo. Aumentar la cantidad de ejercicio que haces cada día reduce el colesterol y fortalece el corazón. Realiza un mínimo de 30 minutos cada día.

Estatinas

Los médicos suelen prescribir estatinas para bajar el colesterol LDL. National Heart Lung and Blood Institute explica que los pacientes, en promedio, reducen su colesterol de 20 a 60 por ciento cuando toman estos medicamentos. Por lo general tarda de cuatro a seis semanas para que estos medicamentos tengan efecto completo. Tu médico te puede añadir un secuestrante de ácidos biliares para aumentar la eficacia de la estatina. Estos dos fármacos combinados pueden resultar en una disminución de más del 40 por ciento de tu nivel de LDL.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah rice myers | Traducido por mayra cabrera