Alternativas naturales a los fármacos antiinflamatorios no esteroides

Las NSAIDs (fármacos antiinflamatorios no esteroides) son medicamentos que reducen la inflamación y el dolor, pero no contienen esteroides. Estos medicamentos se incluyen en muchos medicamentos de venta libre y recetados para el dolor e incluyen fármacos como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno. Aunque son eficaces, estos medicamentos pueden causar efectos secundarios graves, como hemorragia gastrointestinal, infarto y daño renal. Hay una variedad de alternativas naturales a estos medicamentos, algunas de las cuales pueden plantear menos riesgos graves para la salud que sus homólogos farmacéuticos.

Cúrcuma

Valorada como una hierba culinaria y medicinal, la cúrcuma es un remedio para la inflamación. Se ha utilizado para tratar trastornos inflamatorios que oscilan entre la colitis ulcerosa y la osteoartritis y es ampliamente utilizada en la medicina tradicional de China y Ayurveda. La cúrcuma, el compuesto activo de la cúrcuma, es responsable de las propiedades antiinflamatorias de la hierba, así como su característico color amarillo. Según el centro médico de la Universidad de Maryland, la cúrcuma combate la inflamación inhibiendo la producción de compuestos inflamatorios COX-2 y 5-LOX. La cúrcuma es también un diluyente de la sangre y puede mejorar la circulación y prevenir coágulos de sangre. La cúrcuma puede aumentar el riesgo de sangrado, especialmente cuando se toma con los antiinflamatorios sin esteroides u otras drogas anticoagulantes. La dosis promedio es de 1g a 3g de polvo de raíz de diariamente.

Corteza de sauce

Derivada de la corteza del árbol de sauce blanco, la corteza de sauce es un potente remedio para la inflamación. Es rico en salicina, que también es el ingrediente activo de la aspirina. Según los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, la corteza de sauce puede ser eficaz en la reducción del dolor y la inflamación causada por la osteoartritis y es bien tolerada por la mayoría de los pacientes. También puede ser útil para otras condiciones inflamatorias, tales como los calambres menstruales, el dolor de muelas, las quemaduras y las heridas leves. Como la aspirina, la corteza de sauce nunca debe ser dada a niños con fiebre debido al riesgo de desarrollar el síndrome de Reye. Los efectos secundarios comunes incluyen náuseas, irritación estomacal y coagulación de la sangre disminuida. La dosis diaria promedio de salicina es de 60mg a 120mg.

Jengibre

El jengibre es una hierba picante con muchos efectos medicinales. Se ha utilizado tradicionalmente para tratar la náusea, el mareo y la mala circulación, así como el dolor causado por la inflamación. El jengibre contiene compuestos llamados gingeroles, que tienen efectos antiinflamatorios potentes. De acuerdo a ABC Science, el jengibre inhibe las enzimas de COX-1 y COX-2 y es menos probable que en el caso de los fármacos antiinflamatorios no esteroides cause irritación gastroinstestinal. La dosis típica de jengibre en el tratamiento de la inflamación es de 2g, 4g diarios. Los efectos secundarios incluyen indigestión, riesgos mayores de sangrado y una sensación de ardor en la boca.

Más galerías de fotos



Escrito por tracii hanes | Traducido por valeria garcia