Alternativas para el café en mujeres embarazadas

Se le pide a las mujeres embarazadas renunciar a muchas cosas durante sus nueve meses, incluyendo la cafeína. Un poco de cafeína es bueno, pero más de una o dos tazas de café pueden ir más allá de las normas de seguridad recomendadas por la mayoría de los expertos. Afortunadamente, con algunos cambios de estilo de vida, las mujeres embarazadas pueden todavía disfrutar de bebidas bajas o sin cafeína, y hasta un par de bocadillos.


Asegúrate de controlar tu ingesta diaria.

Los diferentes tipos de té contienen ciertas cantidades de cafeína. Si estás buscando algo para reemplazar una taza de té verde o negro a menudo contiene menos de la mitad de la cantidad que encontrarías en una taza normal de café. También puedes probar el té negro o té de hierbas que contiene una cantidad mínima de cafeína. Por ejemplo, el té de menta es libre de cafeína y tiene la ventaja de calmar el malestar estomacal. Antes de probar cualquier té de hierbas, consulta con tu médico: no todos se consideran seguros para las mujeres embarazadas. También hay que tener en cuenta que todavía se puede exceder la cafeína incluso con bebidas bajas en cafeína. Asegúrate de controlar tu ingesta diaria.

Agua caliente


Elige el caldo bajo en sodio cuando puedas.

A veces sólo necesitas de una bebida relajante, con cafeína o no. Puede sonar ridículo, pero ¿por qué no probar una taza de agua caliente? Añade un poco de sabor con un limón o una lima, o alguna otra fruta llena. Puedes tomar la cantidad de fruta a tu gusto. Otra opción es el caldo, que puede ofrecer el mismo tipo de comodidades como una taza de café y añadir un poco de sabor a tu comida. Elige el caldo bajo en sodio cuando puedas.

Agua gaseosa


Si no puedes soportar el agua con gas normal, prueba a añadir un poco de jugo de fruta o puré de frutas para darle sabor.

Las sodas son las culpables de la cafeína para muchas mujeres, aunque no contengan azúcar. Si quieres tomar refresco, cámbialo por un refresco cítrico libre de cafeína o cerveza de raíz. Lee las etiquetas: no toda la cerveza de raíz es libre de cafeína. Sin embargo, se sugiere el agua con gas en lugar del refresco durante el embarazo, tiene menos calorías y menos azúcar o edulcorantes. El agua con gas puede satisfacer tus ansias de carbonatación sin cafeína y como un bono, promueve la hidratación. Si no puedes soportar el agua con gas normal, prueba a añadir un poco de jugo de fruta o puré de frutas para darle sabor.

Té y café descafeinado


También puedes encontrar muchos tés disponibles comercialmente en variedades descafeinadas, como verde y negro.

Es una especie de trampa, ya que incluso las bebidas descafeinadas contienen un poco de cafeína. Sin embargo, un café descafeinado contiene la cafeína mínima en comparación con uno habitual. Si no puedes vivir sin tus bebidas de café, date un regalo de vez en cuando, solo asegúrate de pedir tu latte descafeinado. También puedes encontrar muchos tés disponibles comercialmente en variedades descafeinadas, como verde y negro.

Botanas


Intercambiar tu capuchino por un puñado de frutos secos puede no parecer muy lógico.

Intercambiar tu capuchino por un puñado de frutos secos puede no parecer muy lógico, pero te puede dar la energía que sientes que te falta cuando cortas el hábito de la cafeína. Mantén una variedad de bocadillos a la mano para un impulso de azúcar entre las comidas. Mezcla frutos secos, barritas de cereales y frutas frescas como opciones de bocadillos saludables, puede ser exactamente lo que necesitas en la tarde.

Más galerías de fotos



Escrito por erica jacques | Traducido por sofia semo