Una alternativa de cocina para el vino blanco seco

El vino blanco seco es un ingrediente clásico en las cocinas de las regiones vitícolas, como Italia, Francia y otras zonas cálidas de Europa. Sin embargo, si no puedes, o eliges no hacerlo, consumir alcohol, o te has quedado sin vino blanco seco, no te preocupes. Todavía puedes hacer casi cualquier receta que lo requiera. Sólo tienes que tener una lista de buenas sustituciones y un poco de información acerca de cuándo utilizar cada una de ellas.

Vinagre de vino blanco

Una simple sustitución de vino blanco seco es el vinagre de vino blanco. Elaborado con estos vinos, los vinagres blancos tienen muchas de las mismas características de sabor que el vino, pero sin alcohol. Si no tienes el vinagre de vino blanco, utiliza otro de vinagre de colores claros como el vinagre de sidra de manzana o de vino de arroz, o incluso vinagre blanco puede funcionar. Debido a que el vinagre de arroz es menos potente que la mayoría de los vinagres, puedes sustituir una parte con otra de vino blanco seco. Si utilizas el vinagre de sidra de manzana, utiliza la mitad de la cantidad que tu receta requiere y reemplaza el líquido restante con agua.

Zumo de limón

El vino blanco seco, cuando se cocina, crea sabores picantes que son especialmente adecuados cuando se sirve con pescado o como salsa sobre carnes delicadas como las pechugas de pollo. Cuando se trabaja con este tipo de receta, el jugo de limón es un sustituto aceptable. Al igual que con el vinagre, tendrás que diluirlo a la mitad con el fin de mitigar su sabor agrio. El jugo de limón recién exprimido sabe mucho mejor que el jugo en botella, y no necesitas equipo especializado para conseguirlo. La revista "Cook´s Illustrated", recomienda cortar los limones por la mitad y presionar un tenedor en la pulpa para extraer el jugo.

Caldo de Pollo

Aunque muchas recetas emplean vino blanco seco por su sabor fuerte y picante, algunas recetas, especialmente sopas cocidas mucho tiempo y guisos, utilizan vino blanco seco por la profundidad de sabor que añade. Replicar esto no es difícil. El caldo de pollo, que se hace de los cortes más ricos del pollo y una variedad de verduras, hierbas y especias, funciona bien como sustituto de vino blanco. Para el mayor posible aumento de sabor, Country Living recomienda cocer a fuego lento los otros ingredientes en el caldo. Usa caldo bajo en sodio para evitar que tu sopa o guiso resulten demasiado salados.

Agua y hierbas

El agua es el sustituto más simple y más fácilmente disponible para los ingredientes líquidos como el vino blanco seco, pero no contribuye mucho sabor. Puedes superar esta limitación mediante la adición de hierbas. El laurel funciona bien para las sopas y guisos sabrosos, siempre y cuando recuerdes retirar la hoja de laurel cuando prepares la receta. Para las salsas, prueba las hierbas frescas. El perejil es bueno con el pollo, mientras que el eneldo funciona muy bien con el pescado. El romero ligeramente aplastado también funciona en una amplia variedad de recetas, pero, al igual que con las hojas de laurel, tendrás que quitar las ramitas después de la cocción.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie greenwood | Traducido por natalia pérez