Almuerzos saludables para personas ocupadas

Si estás haciendo dieta y estás demasiado ocupado para almorzar, puede que pienses que saltarte esta comida por completo te ayudará a alcanzar tus metas de pérdida de peso más rápidamente. Pero de hecho el saltarte comidas no es la manera correcta de actuar si estás tratando de perder peso. Esto es porque al final puede resultar contraproducente, porque al final del día estarás tan hambriento que terminarás comiendo demasiado más tarde en el día. En lugar de eso, planea con tiempo y mantén tus opciones de almuerzo saludables simples y fáciles, de manera que no te veas tentado a saltártelas.

Básicos del almuerzo saludable

Para ayudar a controlar el hambre y mantener altos tus niveles de energía, mantén tus comidas más o menos del mismo tamaño cada día, en un rango entre 350 y 450 calorías. Cuando estás siguiendo una dieta baja en calorías para la pérdida de peso, es importante que incluyas principalmente alimentos ricos en nutrientes para asegurarte que estás cumpliendo con tus necesidades de vitaminas y minerales. Para maximizar la calidad nutricional de tu comida, incluye frutas y vegetales, así como granos enteros y fuentes magras de proteína.

Comidas preparadas con anticipación

El empacar tu propio almuerzo puede ayudarte a tener un mayor control sobre lo que comes y cuánto comes, lo que es especialmente importante cuando estás tratando de comer bien y perder peso. Si estás demasiado ocupado por la mañana, tómate unos cuantos minutos la noche anterior para preparar un almuerzo saludable. Una ensalada de arroz con frijoles es fácil de preparar y saludable; solo mezcla 1 taza de arroz integral cocinado con 1/2 taza de frijoles negros y 1/2 taza de salsa y agrega una naranja pequeña para redondear la comida. O mezcla una taza de pasta integral con 3 onzas de pechuga de pollo rebanada y 1 taza de vegetales cocidos mixtos con 2 cucharadas de aderezo para ensalada bajo en grasas. Sírvelo con 1 taza de melón en cubos.

Licúalo

Si realmente tienes prisa a la hora del almuerzo y no tienes tiempo para sentarte y disfrutar tu comida, puedes beberla entonces. No tienes que limitarte a solo batidos de frutas tampoco. Puedes beber también una sabrosa sopa, solo asegúrate de que esté lo suficientemente templada antes de comenzar a tomarla. Una comida licuada nutritiva puede incluir 1 taza de fresas frescas, 1 banana pequeña, 1 taza de acelga (kale) y 1 cucharada de mantequilla de maní mezcladas con 1 vasito de yogur comercial bajo en grasa y hielo; y puedes acompañarlo con cinco galletas integrales. Y para aquellos que prefieren un almuerzo salado, mezcla dos tazas de caldo de pollo tibios con 2 onzas de pechuga de pollo picada y 1 taza de guisantes cocinados y sírvelos con un rollo integral de 2 onzas y una manzana pequeña.

Comiendo fuera

Si no puedes preparar tus propias comidas, puedes encontrar opciones saludables cuando comes fuera. En una tienda de sándwiches, ordena uno que contenga carne magra, como pavo, en un pan integral; evita la mayonesa y mejor rellena tu sándwich con vegetales y condiméntalo con mostaza. En los restaurantes de comida rápida, ordena una ensalada con aderezo bajo en grasa o una hamburguesa pequeña o un sándwich de pollo asado menos la salsa especial con una ensalada pequeña como acompañamiento. En un restaurante, ordena un aperitivo como tu entrada o elige una ensalada con aderezo al lado. Puedes también intentar una entrada y pedir sustituciones como vegetales en lugar de papas fritas y salsa al lado.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por reyes valdes